ERIC Identifier: ED469320
Publication Date: 2001-03-00
Author: McAndrews, Tobin
Source: ERIC Clearinghouse on Educational Management Eugene OR.

Politicas de tolerancia cero (Zero Tolerance Policies). ERIC Digest.

Respondiendo a la preocupacion de la seguridad escolar, en anos recientes los legisladores estatales y los consejos de los colegios han promulgado un grupo de politicas de tolerancia cero que se enfocan en el combate de armas, drogas y violencia y de comportamiento antisocial. Los resultados no han sido claros, algunos criticos han deshauciado las politicas en su totalidad. Casi todos los colegios informan que tienen una politica de toleracia cero para armas de fuego (94%) y otros tipos de armas (91%), de acuerdo al Centro Nacional de Estadisticas de la Educacion (Nacional Center for Education Statistics) (Kaufman y otros 2000). Un ochenta y siete por ciento de los colegios tiene tolerancia cero para el alcohol, y un 88% cuenta con politicas para el problema de las drogas. La mayoria de los colegios tambien tiene politicas de tolerancia cero para la violencia y el tabaco.(79% cada uno).

El presente Digest describe los origenes de la politica de tolerancia cero, presenta evidencia sobre su efectividad, examina su critica y recomienda estrategias para mejorar las politicas.

QUE SIGNIFICA TOLERANCIA CERO?

Las politicas de tolerancia cero son reglas administrativas que intentan enfocarse en problemas especificos asociados con la seguridad escolar y la disciplina. En 1994, el Congreso aprobo la ley para colegios libres de armas de fuego (Gun-Free Schooles Act) la cual requiere que los Estados legislen sobre leyes de tolerancia cero o de lo contrario se arriesga perder fondos federales (Martin 2000). Como respuesta, varios Estados, condados y distritos han desarrollado sus propias politicas armonizadas con las necesidades locales. En la implementacion de las politicas, algunos administradores han lanzado una amplia red tratando incidentes mayores y menores con igual severidad para 'enviar el mensaje' a posibles violadores (Skiba y Peterson 1999).

La ley para colegios libres de armas de fuego incluye un texto que permite una revision local caso por caso. Algunos administradores se han negado a ejercer este criterio, creyendo en cambio que continuar la aplicacion de la politica de toleracia cero sin vacilaciones es necesario para enfrentar a estudiantes que ejercen una influencia nociva sobre otros (Skiba y Paterson).

Algunas veces, incluso estudiantes ejemplares son atrapados en la malla de tolerancia cero. Por ejemplo, durante el ano escolar 1997-98, un profesor observo a un alumno de 12 anos, Adam L., estudiante de alto rendimiento, mientras se limaba las unas con una cortapluma suiza. Por violar la politica anti armas del colegio, el estudiante recibio una suspension por un ano. (Zirkel 1999)

POR QUE FUERON ESTABLECIDAS LAS POLITICAS DE TOLERANCIA CERO?

Las politicas de tolerancia cero fueron legalizadas para combatir el aparente incremento de la violencia escolar durante los noventas. En 1995, en la Encuesta Escolar de Victimizacion Criminal (School Crime Victimization Survey), el 12% de los alumnos que respondieron conocian a alguien que habia entradocon un arma al colegio (Ashford 2000). En la medida en que los medios de comunicacion se enfocan en la violencia de los colegios se incrementa la presion en los legisladores para tomar una actitud contra las armas en los establecimientos.

Luego de ser aprobada la Ley para Colegios Libres de Armas de Fuego, los cincuenta Estados adoptaron alguna variacion de ella. Esta legislacion hace que los fondos de la Ley de Educacion Primaria y Secundaria (ESEA) sean "dependientes de que los Estados sancionen la 'ley de tolerancia cero' con el objetivo de producir colegios sin armas" (Ashford). Algunos Estados sobrepasaron el enfoque sobre las armas y decidieron aplicar tolerancia cero a toda la gama de infracciones disciplinarias con el objeto de eliminar a los infractores y estandarizar la disciplina.

LAS POLITICAS DE TOLERANCIA CERO CUMPLEN CON SUS PROPOSITOS?

Ha pasado casi una decada desde que los colegios comenzaron a implementar las politicas de tolerancia cero, y mas de seis anos desde que se paso la Ley para Colegios Libres de Armas de Fuego. Los criticos sostienen que no han habido esfuerzos concertados para evaluar la eficacia de las estrategias de tolerancia cero. (Skiba y Paterson).

El Centro Nacional de Estadisticas de Educacion (National Center for Education Statistics) encontro que las politicas de tolerancia cero producen muy poco efecto en aquellos colegios que han sido previamente inseguros. El centro ademas informa que los datos actuales no demuestran una disminucion dramatica en la violencia basada en los colegios en los anos recientes (Ashford). La popularidad de las politicas de violencia cero pueden tener menos relacion con su efecto real que respecto de la imagen proyectada por los colegios como instituciones que toman medidas severas para detener la violencia.

Que las politicas cambien realmente el comportamiento de los alumnos puede ser menos importante que el sentimiento de confianza que el colegio otorga a la comunidad en su conjunto (Ashford).

Algunos colegios informan resultados positivos en la aplicacion de sus politicas. En Tacoma, Washington, el equipo del Centro de Escolar de Toma de Decisiones (School-Centered Decision Making [SCDM]) del colegio secundario Henry Foss (Henry Foss Senior High School) implemento en otono de 1991 una politica de tolerancia cero contra las peleas. Luego de un ano, la politica resulto en una caida del 95% del comportamiento violento en el campus. Ademas, el impacto positivo de la politica llevo a romper el record de matricula de nuevos alumnos, la mayoria de los nuevos alumnos indicaron que estaban asistiendo al colegio por su seguridad en primer lugar (Burke y Herbert 1966).

Resultados similares fueron encontrados en el Distrito Regional de Colegios Secundarios de New Jersey Lower Camden, donde la tolerancia cero contribuyo a un abandono escolar del 30% en las audiencias disciplinarias de la superintendencia. Los delitos relativos a drogas cayeron en casi un 50% (Schrener 1996).

POR QUE SON CRITICADAS LAS POLITICAS DE TOLERANCIA CERO?

Las politicas de toleracia cero crean problemas de largo plazo debido a la exclusion, dicen los criticos. Consistentemente se encontro que la suspension escolar es un mecanismo de prediccion -entre moderado y fuerte- del abandono escolar de los estudiantes (Skiba y Paterson). Cuando los alumnos no estan en los colegios estan en las calles, y frecuentemente metiendose en mayores problemas que los que pudieran incurrir en los colegios. Estableciendo estas politicas en forma definitiva, sin considerar las inherentes ambiguedades de las interacciones humanas, favorece solo la arbitrariedad y la exclusion , y por lo tanto abandona la mision educacional de los colegios, senala Perlstein (2000).

Las politicas de tolerancia cero han creado indudablemente dolores de cabeza legales a algunos administradores escolares. Mediante el enorme incremento de los alumnos, candidatos para la expulsion, y mediante la eliminacion de la flexibilidad previamente acordada para los administradores, estas politicas han obstruido la habilidad de los administradores para tratar incidentes marginales, dice Stader (2000).

Tal vez el mayor problema con las politicas de tolerancia cero es su inconsistente aplicacion e interpretacion. David Day, consejero general para cuatro Distritos Escolares de Indiana, dice que espera demandas legales cuando los miembros del consejo anuncian intempestivamente que estan imponiendo una politica de tolerancia cero que no deja lugar para la discrecionalidad de los administradores o el derecho procesal de los alumnos (Jones 2000).

En febrero de 2001, la Asociacion de Abogados de America (American Bar Association) aprobo una resolucion con la que se oponia a "politicas que tengan un efecto discriminatorio u ordena expulsion o envio de los alumnos a la justicia juvenil o criminal, sin tomar en consideracion las circunstancias o la naturaleza del agravio o la historia del alumno".

Un informe sobre la resolucion hace notar el desproporcionado numero de estudiantes Afroamericanos que han sido expulsados (Centro Legal Juvenil 2000) [Juvenile Law Center].

Los responsables en la implementacion de la politicas tienen una debil conexion en la cadena entre politica y practica. A menudo no han escuchado o no comprenden claramente la politica. La ausencia de entrenamiento para saber como enfrentar las infracciones, la ignorancia administrativa o simple ineptitud son en general las principales causas de las acciones legales debido a razones disciplinarias.

Aunque la mayoria de los alumnos corrientes viven en un ambiente 'un golpe y estas fuera', la situacion es distinta para estudiantes de educacion especial, generalmente se les garantiza el derecho del alumno a un proceso adecuado bajo la Cuarta Enmienda. Para expulsar a un alumno de educacion especial, se convoca a un panel para determinar si la violacion esta relacionada con la limitacion del alumno. Si fuera asi, el colegio debe realizar procedimientos que conduzcan a un proceso adecuado, incluyendo una reunion IEP y una audiencia posterior (Zirkel).

Los estudiantes de educacion especial estan ademas protegidos por la provision de 'quedarse inserto' ('stay put'), la que los mantiene en el lugar educacional actual, salvo que el tribunal determine una medida preventiva preliminar que declare que el alumno presenta un alto nivel de peligro, de la manera que se ha definido en Honig vs. Doe (1988).

CUALES SON LOS ELEMENTOS DE UNA POLITICA EFECTIVA?

Cuando se formula una politica de tolerancia cero, puede ser util para los funcionarios del Estado y los consejos de los colegios locales poner atencion a las siguientes recomendaciones:

* Especificar consecuencias claras para la indisciplina con una aplicacion consistente.

* Mantener cierta flexibilidad y considerar alternativas de expulsion.

* Definir claramente lo que constituye un arma, una droga o un acto de indisciplina.

* Cumplir con las debidas leyes procesales del Estado y permitir audiencias a los estudiantes.

* Desarrollar la politica en colaboracion con las agencias participantes (por ejemplo, los departamentos estatales de educacion, justicia juvenil, y salud y servicios humanos).

* Aprender de la experiencia que los educadores han tenido con las politicas de tolerancia cero en otros Estados, colegios y distritos.

* Integrar un intensivo programa de educacion de salud que incluya topicos de alcohol y drogas.

* Ajustar la politica a las necesidades locales.

* Revisar la politica cada ano.

Una politica bien conformada permite a los administradores algun tipo de criterio para responder a las infracciones. La politica le debiera permitir a los funcionarios considerar las circunstancias particulares de la violacion, tales como la edad del transgresor, su capacidad de comprender la politica, el intento del transgresor, el efecto de la transgresion en otros estudiantes (tanto los involucrados directa e indirectamente), y finalmente la ficha disciplinaria del acusado (Martin). Circunstancias especiales pueden ser usadas para considerar alternativas que puedan ser mas apropiadas que la expulsion.

Mediante las categorizacion de las violaciones de acuerdo con su gravedad, los administradores envian un fuerte mensaje que dice que las transgresiones no seran toleradas. De esta manera se evita la idea de que 'una talla le calza a todos'. (Ashford).

Aunque el establecimiento de sistemas discresionales para enfrentar las violaciones de las politicas, puede prolongar el proceso de toma de decisiones, liberara a los colegios de la marana de litigaciones de acuerdo con el derecho procesal y permitira decidir en base a los hechos, y de esta manera podran tomarse medidas disciplinarias mas adecuadas (Stader).

Cuando los estudiantes son suspendidos o expulsados, debieran ser enviados a consejeria externa, y en casos extremos, a agencias locales para la observancia de la ley. Al seguir estas recomendaciones, los administradores no solo cubriran su propia espalda, sino que ademas crearan excelentes recursos que podran ofrecer valiosas segundas oportunidades para cualquier decision administrativa que se haya tomado.

Una politica de tolerancia cero es solo un aspecto de un ambito mayor de politicas que tratan de la seguridad escolar. Cada distrito escolar debiera desarrollar un plan de administracion de crisis adecuado a cada colegio y sus comunidades. Los programas de mediacion de conflictos, el reclutamiento activo de los alumnos para participar en la planificacion y la consejeria por los estudiantes pueden abrir posibilidades de comunicacion entre ellos, mejorar el clima en el establecimiento y reducir la violencia (Stader). Esta estrategia ha funcionado para colegios en Wisconsin y Carolina del Norte (Blair 1999).

Cuando se comunique la politica de toleranacia cero al publico y a la comunidad escolar, los funcionarios deberian enfocarse en tres puntos: definicion exacta de las transgresiones castigadas, las consecuencias por llevarlas a cabo y el proceso de decisiones que seguira luego que ocurran los hechos. Para aliviar aprehensiones, los administradores pueden destacar que en este colegio los estudiantes estan mas seguros que en cualquier otra parte.

REFERENCIAS

Ashford, Roger. "Can Zero Tolerance Keep Our Schools Safe?" Principal(November 2000): 28-30.

Blair, Frank. "Does Zero Tolerance Work?" Principal 79, 1 (September 1999): 36-37. EJ 592 961.

Burke, Ethelda, and Don Herbert. "Zero Tolerance Policy: Combating Violence in Schools." NASSP Bulletin (April 1996): 49-54. EJ 522 765.

Jones, Rebecca. "Schools and the Law: Legal Trouble Spots and How To Avoid Them." The American School Board Journal 187, 4 (April 2000): 24-30. EJ 603 262.

Juvenile Law Center. Philadelphia. For text of American Bar Association resolution, go to http://www.jlc.org/home/updates/updates_links/aba_zerotol.htm

Kaufman, Philip, and others. "Indicators of School Crime and Safety, 2000." Washington, D.C.: National Center for Education Statistics. NCES Report (January 2000): Appendix A, 133-34. ED 444 270.

Martin, Michael. "Does Zero Mean Zero?" The American School Board Journal 187, 3 (March 2000): 39-41. EJ 601 206.

Perlstein, Daniel. "Failing at Kindness: Why Fear of Violence Endangers Children." Educational Leadership (March 2000): 76-79.

Schreiner, Michael. "Bold Steps Build Safe Havens." School Business Affairs 62, 11 (November 1996): 44-46. EJ 535 678.

Skiba, Russ, and Reece Peterson. "The Dark Side of Zero Tolerance." Phi Delta Kappan80, 5 (January 1999): 372-76, 381-82. EJ 579 414.

Stader, David. "Preempting Threats with a Sound School Policy." NASSP Bulletin 84, 617 (September 2000): 68-72.

Zirkel, Perry. "Zero Tolerance Expulsions." NASSP Bulletin 83, 610 (November 1999): 101-05. EJ 597 055.


Library Reference Search
 

Please note that this site is privately owned and is in no way related to any Federal agency or ERIC unit.  Further, this site is using a privately owned and located server. This is NOT a government sponsored or government sanctioned site. ERIC is a Service Mark of the U.S. Government. This site exists to provide the text of the public domain ERIC Documents previously produced by ERIC.  No new content will ever appear here that would in any way challenge the ERIC Service Mark of the U.S. Government.

Popular Pages