Site Links


Home

 


Search for ERIC Digests

 


About This Site and Copyright

 


Privacy Policy

 
 
Resources for Library Instruction

 


Information Literacy Blog

ERIC Identifier: ED458047
Publication Date: 2001-11-00
Author: Patten, Peggy - Robertson, Anne S.
Source: ERIC Clearinghouse on Elementary and Early Childhood Education Champaign IL.

Enfoque en las horas despues del dia en escuela para la prevencion de violencia (Focus on After-School Time for Violence Prevention). ERIC Digest.

Se calcula que ocho millones de ninos de edad escolar se quedan solos en la casa al terminar el dia en escuela (U.S. Department of Education, 2001). Estas son las horas en las cuales el crimen juvenil llega a su maximo, y cuando es mas probable que los jovenes experimenten con alcohol, tabaco, drogas y comportamiento sexual (Snyder & Sickmund, 1999). Aunque muchos ninos mas grandes se cuidan solos en la tarde por una o dos horas hasta que llega uno de los padres, la investigacion sugiere que algunos de ellos estan tan expuestos al riesgo de sacar calificaciones inferiores como al comportamiento arriesgado (Pettit et al., 1997, p. 517; National Institute on Out-of-School Time, 2001, p. 2; Dwyer et al., 1990). Este Digest discute el papel de los programas extracurriculares, de las relaciones entre adultos y ninos, y de la vigilancia paterna en la prevencion de violencia entre jovenes de escuelas intermedias y secundarias.

PROGRAMAS EXTRACURRICULARES Y LA REDUCCION DE CRIMEN

Los programas extracurriculares ayudan a reducir el crimen y la violencia juvenil porque ofrecen otras actividades a los ninos y jovenes en el horario fuera de la escuela. Varios estudios apoyan la hipotesis que el participar en programas de desarrollo juvenil disminuye su enredo en actividades nocivas y de alto riesgo (Quinn, 1999, pp. 111-112). Fight Crime: Invest in Kids (Lucha contra el Crimen: Invierta en los Ninos), una organizacion nacional de jefes de policia, alguaciles, presidentes de asociaciones policiales, abogados fiscales y sobrevivientes de crimen, recurre a los datos resultantes de programas de alta calidad dedicados al desarrollo juvenil para fomentar la inversion publica en programas de alta calidad de verano y extracurriculares. Esta organizacion anticrimen informa que los programas de alta calidad dedicados al desarrollo juvenil ofrecen "supervision responsable por adultos, actividades constructivas y aislamiento de la presion delet-rea tanto de su grupo paritario como de ninos mas grandes en las horas de alto riesgo" (Fox & Newman, 1997, p. 4).

RELACIONES ENTRE ADULTOS Y NINOS Y LA REDUCCION DEL CRIMEN

Ademas de ayudar a los jovenes hacer uso constructivo de las horas extracurriculares, los programas extracurriculares ofrecen a los adolescentes las oportunidades de desarrollar relaciones compasivas con adultos. Las relaciones sustentadoras entre adultos y ninos forman un componente central de los programas extracurriculares de alta calidad (Roth et al., 1998, pp. 435-436). La investigacion sobre la elasticidad (frecuentemente definida como la capacidad de enfrentar, superar y endurecerse por la adversidad) de los ninos identifica "factores protectivos" en los ambientes familiares, escolares y de la comunidad que pueden ayudar a invertir o minimizar lo que de otra manera podrian ser resultados inferiores para los ninos (Bushweller, 1995). Las relaciones carinosas y sustentadoras se citan como un factor de proteccion y critico para los jovenes (Masten & Coatsworth, 1998).

Otras investigaciones han encontrado efectos semejantes de relaciones constructivas entre ninos y adultos. Basandose en encuestas de mas de 100,000 jovenes en 200 comunidades, el Instituto SEARCH hallo que, junto con el uso constructivo del tiempo, las relaciones de alta calidad con sus padres y otros adultos son criticas para el desarrollo sano de los jovenes. Las relaciones se encontraban entre los 40 factores criticos, o los "activos", identificados por SEARCH en sus encuestas como aparentemente beneficiosos para la prevencion de los comportamientos arriesgados entre jovenes (Benson et al., 1998; Roehlkepartain, 1998). Un estudio de vecindarios de Chicago tambien mostro beneficios de menor violencia en general, incluso en los vecindarios pobres, cuando los residentes de la comunidad incrementaron su nivel de interaccion positiva con los ninos (Sampson & Morenoff, 1997).

OPCIONES PARA LA PROGRAMACION EXTRACURRICULAR

La programacion extracurricular puede extenderse desde un grupo de adolescentes vagando por la casa de un amigo y jugando basquetbol con un padre u otro adulto responsable en casa, hasta actividades extracurriculares mas formales, como programas "drop-in" (sin inscripcion previa) ofrecidos por organizaciones de la comunidad, programas licenciados con planes de estudio sumamente estructurados y ofrecidos por escuelas, y programas vecinales que integran recursos escolares y de la comunidad (Gootman, 2000). Un incremento en el apoyo federal a programas extracurriculares por medio de la iniciativa 21st Century Community Learning Centers (Centros Comunitarios de Aprendizaje en el Siglo 21) del Departamento de Educacion de los EE.UU., ha expandido mucho el numero de los programas extracurriculares establecidos en escuelas publicas en todo el pais (U.S. Department of Education, 2001).

Los programas extracurriculares para jovenes son patrocinados por una variedad diversa de organizaciones y pueden ser dificiles de encontrar para los padres. Las bibliotecas publicas, las YMCA (Asociacion de Jovenes Cristianos), Boys and Girls Clubs (Clubes para Ninos y Ninas) y agencias locales con recursos y referencias sobre el cuidado infantil (CCR&Rs) pueden ayudar a los padres a encontrar las opciones extracurriculares en su comunidad. Con frecuencia las CCR&Rs tambien tienen informacion ademas sobre como saber cuando los hijos estan preparados para el cuidado de si mismos, y pueden sugerir recursos para preparar a los ninos a quedarse solos. Para encontrar las CCR&Rs, los padres pueden llamar a Child Care Aware al 1-800-424-2246.

VIGILANCIA PATERNA Y LA REDUCCION DEL CRIMEN

A pesar de los beneficios potenciales de programas extracurriculares, hay muchas razones por las cuales los padres no los utilizan. Los programas podrian ser inaccesibles, demasiado caros o de poca calidad (Larner et al., 1999). Los ninos mas grandes y los adolescentes jovenes pueden negarse a asistir a los programas que se asemejan a los de cuidado infantil. Los padres pueden sentirse inseguros respecto a la cantidad apropiada de libertad para los ninos y jovenes mas alla de las edades tradicionales para el cuidado infantil. El Research Institute on Addictions (Instituto de Investigacion sobre la Adiccion) sugiere que los ninos educados en familias tanto emocionalmente sustentadoras como activamente vigilantes de sus hijos tendran niveles mas bajos de comportamientos problematicos (Barnes, 1995, p. 1). Niveles altos de vigilancia paterna, frase definida como "el conocimiento paterna del paradero, de las actividades y de los amigos de su hijo" (Jacobson & Crockett, 2000, p. 66), se asocian con el mayor logro academico y niveles mas bajos de depresion, comportamiento antisocial o delincuente, y comportamiento sexual (Jacobson & Crockett, 2000, p. 90). De las situaciones de ninos mas grandes y solos en casa, los estudios indican que con la provision de vigilancia paternal, los ninos auto-cuidados muestran menos probabilidad de participar en comportamientos arriesgados (Roth & Brooks-Gunn, 2000, p. 6). La vigilancia paterna no se refiere a que los padres tengan que ser una presencia fisica y constante en el mundo de sus hijos. El control y la vigilancia consistentes y firmes pueden ocurrir desde lejos (Roth & Brooks-Gunn, 2000, p. 6). Si los ninos mas grandes estan solos en casa despues del dia escolar, es importante que alguno de los padres este disponible para proporcionarles supervision remota por medio de llamadas telefonicas o platicas frecuentes acerca de sus planes para las horas siguientes al dia escolar (Steinberg & Levine, 1997).

Aunque los jovenes de escuela intermedia o secundaria pueden creerse autonomos y a veces rebelarse contra la vigilancia paterna, los padres siguen siendo responsables por la supervision de sus adolescentes (Roth & Brooks-Gunn, 2000, p. 6). En una serie de entrevistas grupales comisionadas por el Carnegie Council on Adolescent Development (Consejo Carnegie para el Desarrollo Adolescente), la gente joven comunico su necesidad de tener lugares seguros para estar con adultos y otros jovenes compasivos (Quinn, 1999, p. 97). Esta preferencia por "aprendizaje, crecimiento, estructura y seguridad" fue expresada tambien por 800 adolescentes en el Community Counts Project, un estudio de 120 organizaciones orientadas a la juventud y ubicadas en 34 ciudades (DeAngelis, 2001, p. 61).

CONCLUSION

Las horas siguientes al dia escolar representan un periodo oportuno para que los jovenes sean victimas o perpetradores de crimen juvenil y para que experimenten con comportamientos comprometedores a la salud como el uso de tabaco, alcohol y marihuana, y la temprana actividad sexual (Snyder & Sickmund, 1999; Fox & Newman, 1997). Los programas extracurriculares supervisados pueden disminuir tanto el crimen juvenil como el enredo en comportamientos arriesgados al proveerles a los jovenes actividades constructivas y oportunidades de desarrollar relaciones sanas con adultos. Es especialmente beneficioso cuando los padres se mantienen psicologicamente disponibles para vigilar las actividades de sus adolescentes y sus amigos, aun cuando los jovenes mas grandes esten preparados para quedarse solos en casa despues del dia escolar (Jacobson & Crockett, 2000). Debajo del barniz audaz de muchos adolescentes existe la necesidad de sentirse conectados a, y de ser importantes para, sus padres o otros adultos significantes. La investigacion respalda la efectividad de estas estrategias en la proteccion de los jovenes de escuela intermedia y secundaria contra el riesgo y el peligro (Roth & Brooks-Gunn, 2000).

-----

Traduccion: Theresa Arellano

-----

PARA MAS INFORMACION

Barnes, G. (1995). Parents can help prevent teen alcohol, drug use. Support, monitoring key to prevention, study finds. RESEARCH IN BRIEF [Online]. Available: http://www.ria.org/summaries/rib/rib955.html.

Benson, P. L., Galbraith, J., & Espeland, P. (1998). WHAT KIDS NEED TO SUCCEED: PROVEN, PRACTICAL WAYS TO RAISE GOOD KIDS. Minneapolis, MN: Free Spirit. ED 423 076.

Bushweller, K. (1995). The resilient child. AMERICAN SCHOOL BOARD JOURNAL, 182(5), 18-23. EJ 502 924.

DeAngelis, T. (2001). What makes a good afterschool program? MONITOR ON PSYCHOLOGY, 32(3), 60-62.

Dwyer, K. M., Richardson, J. L., Danley, K. L., Hansen, W. B., Sussman, S. Y., Brannon, B., Dent, C. W., Johnson, C. A., & Flay, B. R. (1990). Characteristics of eighth-grade students who initiate self-care in elementary and junior high school. PEDIATRICS, 86(3), 448-454.

Fox, J. A., & Newman, S. A. (1997). AFTER-SCHOOL CRIME OR AFTER-SCHOOL PROGRAMS: TUNING INTO THE PRIME TIME FOR VIOLENT JUVENILE CRIME AND IMPLICATIONS FOR NATIONAL POLICY. A REPORT TO THE UNITED STATES ATTORNEY GENERAL. Washington, DC: Fight Crime: Invest in Kids. ED 412 319.

Gootman, J. A. (Ed.). (2000). AFTER-SCHOOL PROGRAMS TO PROMOTE CHILD AND ADOLESCENT DEVELOPMENT: SUMMARY OF A WORKSHOP. Washington, DC: National Academy. ED 446 849.

Jacobson, K. C., & Crockett, L. J. (2000). Parental monitoring and adolescent adjustment: An ecological perspective. JOURNAL OF RESEARCH ON ADOLESCENCE, 10(1), 65-97. EJ 599 939.

Larner, M. B., Zippiroli, L., & Behrman, R. E. (1999). When school is out: Analysis and recommendations. FUTURE OF CHILDREN, 9(2), 4-20. EJ 600 557.

Masten, A. S., & Coatsworth, D. J. (1998). The development of competence in favorable and unfavorable environments. AMERICAN PSYCHOLOGIST, 53(2), 205-220.

National Institute on Out-of-School Time. (2001). FACT SHEET ON SCHOOL-AGE CHILDREN'S OUT-OF-SCHOOL TIME [Online]. Available: http://www.wellesley.edu/WCW/CRW/SAC/factsht.html.

Pettit, G. S., Laird, R. D., Dodge, K. A., & Bates, J. E. (1997). Patterns of after-school care in middle childhood: Risk factors and developmental outcomes. MERRILL-PALMER QUARTERLY, 43(3), 515-538. EJ 554 329.

Quinn, J. (1999). Where need meets opportunity: Youth development programs for early teens. FUTURE OF CHILDREN, 9(2), 96-116. EJ 600 565.

Roehlkepartain, E. C. (1998). BUILDING ASSETS IN CONGREGATIONS. Minneapolis, MN: SEARCH Institute.

Roth, J., & Brooks-Gunn, J. (2000). What do adolescents need for healthy development? Implications for youth policy. SOCIAL POLICY REPORT, 14(1), 3-19.

Roth, J., Brooks-Gunn, J., Murray, L., & Foster, W. (1998). Promoting healthy adolescents: Synthesis of youth development program evaluations. JOURNAL OF RESEARCH ON ADOLESCENCE, 8(4), 423-459. EJ 576 149.

Sampson, R. J., & Morenoff, J. D. (1997). Ecological perspectives on the neighborhood context of urban poverty: Past and present. In J. Brooks-Gunn, G. J. Duncan, & J. L. Aber (Eds.), NEIGHBORHOOD POVERTY: VOL. 2. POLICY IMPLICATIONS IN STUDYING NEIGHBORHOODS (pp. 1-22). New York: Russell Sage. ED 427 120.

Snyder, H. N., & Sickmund, M. (1999). JUVENILE OFFENDERS AND VICTIMS: 1999 NATIONAL REPORT. Washington, DC: Office of Juvenile Justice and Delinquency Programs. ED 435 888.

Steinberg, L., & Levine, A. (1997). YOU AND YOUR ADOLESCENT: A PARENT'S GUIDE FOR AGES 10-20. Dunmore, PA: HarperCollins. ED 408 108.

U.S. Department of Education. (2001). 21st Century Community Learning Centers [Online]. Available: http://www.ed.gov/21stcclc/.



 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Library Reference Search
 

Please note that this site is privately owned and is in no way related to any Federal agency or ERIC unit.  Further, this site is using a privately owned and located server. This is NOT a government sponsored or government sanctioned site. ERIC is a Service Mark of the U.S. Government. This site exists to provide the text of the public domain ERIC Documents previously produced by ERIC.  No new content will ever appear here that would in any way challenge the ERIC Service Mark of the U.S. Government.

 
| privacy