Site Links


Home

 


Search for ERIC Digests

 


About This Site and Copyright

 


Privacy Policy

 
 
Resources for Library Instruction

 


Information Literacy Blog
Como ayudar a los padres a prevenir el envenenamiento por plomo (Helping Parents Prevent Lead Poisoning). ERIC Digest. 

by Binns, Helen J. - Ricks, Omar Benton 

El envenenamiento por plomo ocurre cuando demasiado plomo entra en el cuerpo. Los ninos corren mayores riesgos que los adultos, ya que aquellos absorben el plomo mas rapido que los adultos y una pequena cantidad de plomo en el cuerpo infantil puede hacer mucho dano. El plomo puede ocasionar danos irreversibles al cerebro infantil que esta desarrollandose (Agency for Toxic Substances and Disease Registry [Agencia de Sustancias Toxicas y Registro de Enfermedades-ATSDR], 1995; Bellinger et al., 1992; Dietrich et al., 2001). Los efectos del envenenamiento por plomo en los ninos, por lo tanto, pueden tener un impacto significativo y de largo plazo en el aprendizaje y el comportamiento (Banks et al., 1997; Environmental Protection Agency [Agencia para la Proteccion del Medio Ambiente-EPA], 1999; Satcher, 2000; Schwartz, 1994). 

Una medida del plomo corporal es el blood lead level (nivel de plomo en la sangre-BLL), que se mide en microgramos de plomo por decilitro de sangre ('g/dL). Casi toda persona tiene un BLL que puede medirse. Los Centers for Disease Control and Prevention (Centros para el Control y la Prevencion de Enfermedades-CDC) senalan que un BLL de 10 o mas 'g/dL seria motivo para preocupacion (CDC, 2000a). Sin embargo, aun con BLLs menores de 10 'g/dL, el plomo puede danar el desarrollo (American Academy of Pediatrics [Academia Pediatrica Estadounidense-AAP], 1998; Banks et al., 1997; Bellinger et al., 1992; Landrigan, 2000; Lanphear et al., 2000; Schwartz, 1994). Este Digest resume algunas causas y efectos del envenenamiento infantil por plomo y sugiere estrategias para prevenirlo que los educadores de padres pueden compartir con estos. 

QUE SE SABE DEL ENVENENAMIENTO INFANTIL POR PLOMO?

Incidencia en los ninos. La prohibicion de muchos productos con plomo en los Estados Unidos--especialmente la gasolina con plomo, la pintura con plomo para casas y la soldadura de plomo en las comidas enlatadas--ha disminuido drasticamente el BLL promedio de los ninos estadounidenses desde 1978 (CDC, 2000a). No obstante, el CDC estima que 890.000 ninos de menos de 6 anos de edad todavia pueden tener los BLLs peligrosos (CDC, s.f.). Ademas, las zonas urbanas y rurales con casas viejas tienen tasas altas de envenenamiento por plomo (CDC, 2000a; Norman et al., 1994). Una encuesta nacional reciente de casas habitadas por ninos pequenos calculo que en aproximadamente el 94% de las casas construidas antes de 1940 existian riesgos por el plomo, ademas del 87% de las construidas de 1940 a 1959 (Housing and Urban Development [Vivienda y Desarrollo Urbano-HUD], 2001). El riesgo de los BLLs elevados es desproporcionadamente alto en las comunidades de bajos ingresos y de minorias, aun despues que se toma en cuenta la edad de las viviendas (CDC, 2000b). 

Sintomas y efectos en individuos. El envenenamiento por plomo tal vez no afecte a todos los ninos de la misma manera. La mayoria de los ninos con los BLLs elevados carecen de cualquier sintoma fisico. Los pocos que si muestran sintomas pueden tenerlos muy sutiles y comunes, como dolor de cabeza, dolor de estomago, problemas del sueno y una tendencia a irritarse facilmente (ATSDR, 1995; Banks et al., 1997). Los efectos de largo plazo del envenenamiento por plomo pueden incluir el cociente de inteligencia disminuido, problemas con la lectura y la matematica, perdida de memoria de corto plazo, problemas con el oido, hiperactividad, y muchos otros problemas cognoscitivos y de comportamiento (Lanphear et al., 2000; Schwartz, 1994). La evidencia disponible sugiere que los efectos del envenenamiento por plomo en el desarrollo cognoscitivo y de comportamiento son de largo plazo e irreversibles (Burns et al., 1999; Dietrich et al., 2001; Rogan et al., 2001). Si se deja sin tratamiento, un BLL elevado puede causar retrasos de crecimiento, danos a los rinones, el cerebro y los nervios y en casos extremos, la muerte (CDC, s.f.; EPA, 1999). Los ninos de menos de 2 anos de edad corren el mayor riesgo de envenenarse por plomo, ya que suelen meter cosas no comestibles en la boca. Ademas, la exposicion al plomo en esta edad puede danar particularmente el desarrollo cognoscitivo y de comportamiento en los ninos (Bellinger et al., 1992; Dietrich et al., 2001). 

Efectos sociales en general. Muchos estudios de observaciones controladas relacionan los BLLs elevados con los cocientes de inteligencia bajos, aun los BLLs debajo del nivel de preocupacion senalado por el CDC (Banks et al., 1997; Lanphear et al., 2000; Lewendon et al., 2001; Schwartz, 1994). El impacto en el cociente de inteligencia de un nino podria ser minimo aunque los efectos en la poblacion podrian ser mucho mayores: se estima que la incapacidad mental en ninos aumentaria de 2 a 4 veces asi como se reduciria el numero de ninos "talentosos" (Banks et al., 1997). El envenenamiento por plomo, por lo tanto, puede aumentar los costos de la educacion especial, ademas de los costos medicos (Banks et al., 1997; Satcher, 2000). Por otra parte, numerosos estudios han demostrado que los ninos que padecen el envenenamiento por plomo tienen mas probabilidades de tener problemas de comportamiento de largo plazo, incluso una probabilidad elevada de comportamiento delincuente (Banks et al., 1997; Dietrich et al., 2001; Lewendon et al., 2001). 

COMO PUEDEN LOS PADRES PREVENIR EL ENVENENAMIENTO POR PLOMO?

Los educadores de padres pueden recalcar la importancia de que estos esten conscientes de los factores de riesgo del envenenamiento por plomo y que minimicen la exposicion de sus hijos al plomo antes de que ocurra dicho envenenamiento. 
Riesgos en casa. La exposicion al plomo ocurre en su mayoria en la casa. Muchas casas viejas tienen pintura interior o exterior con plomo. El polvo que resulta del deterioro de esta pintura puede crear un riesgo. Los sitios mas comunes de riesgo en la casa se hallan en las ventanas, los porticos y las entradas. Se puede instruir a los padres a que mantengan limpias estas zonas e impidan que los ninos jueguen en ellas a menos que haya poco riesgo de exposicion. Las renovaciones que perturban la pintura con plomo pueden soltar polvo en una casa y no deben intentarse sin el aviso y el entrenamiento por expertos. El suelo alrededor de las casas viejas puede estar contaminado de plomo por residuos de pintura, y el suelo al lado de las calles atestadas puede contener residuos de gasolina con plomo. Los ninos de alto riesgo tambien podrian vivir en zonas cercanas a industrias de fundicion de plomo o plantas de reciclar pilas que han emitido el polvo de plomo en el aire y el suelo (ATSDR, 1995). 

Se puede instruir a los padres a verificar si hay lugares en su casa donde la pintura esta descascarillada o desprendida, limpiar estos con jabon y agua y hacer arreglos profesionales para remiendas seguras. Las agencias de salud locales pueden a veces ayudar. Los padres preocupados de que su casa represente un peligro pueden arreglar para que inspectores con certificados de plomo, o evaluadores de riesgo, midan la cantidad de residuos de plomo en la pintura y el polvo en la casa y en el suelo. Estos individuos tal vez puedan informarles a los padres si el plomo en su casa presenta un riesgo, ofrecerles sugerencias sobre los modos menos invasores para quitar cualquier riesgo que haya y recomendarles especialistas con certificados en la disminucion de plomo, si fuera necesario (CDC, s.f.; EPA, 1999; vease tambien http://www.leadlisting.org para localizar a profesionales de disminucion). 

El plomo que se halla en el agua suele ocurrir en concentraciones mucho mas bajas que en la pintura o el suelo, y por lo tanto presenta un riesgo mucho menor. La fuente principal del plomo en agua es la soldadura en las tuberias de casas viejas. Antes de usar el agua para cocinar o beber, se avisa a los padres que: (1) dejen correr el agua de 15 a 30 segundos si hace unas horas que no se usa; y (2) utilicen agua fria, ya que absorbe el plomo mas lentamente que el agua templada o caliente (EPA, 1999). 

Riesgos laborales. Los padres cuyos trabajos implican el contacto con plomo--tales como en las agencias de policia, los talleres de remendar automoviles, la construccion y la mineria--corren el riesgo de llevar el polvo de plomo en la ropa y transmitirlo a sus familias. A estos padres se les puede instruir que se cambien de ropa antes de ir a su casa, mantengan separada la ropa del trabajo de la de la casa y la laven separadamente (ATSDR, 1995; EPA, 1999; Occupational Safety and Health Administration [Administracion de Seguridad y Salud Laboral-OSHA], 2000). 

Los habitos saludables. Los ninos con deficiencia de hierro o que ingieren poco calcio diariamente absorben el plomo mas rapidamente. Por lo tanto, los padres deberian asegurarse que la dieta de sus hijos contenga cantidades suficientes--pero no excesivas--de estos nutrientes (ATSDR, 1995; AAP, 1998; EPA, 1999). Los padres no pueden impedir que sus hijos metan las cosas en la boca pero si pueden impedir que alcancen cosas potencialmente peligrosas y ensenarles a lavarse las manos antes de comer. Estas medidas forman parte de la solucion, pero son insuficientes para prevenir el envenenamiento por plomo si todavia esta presente el riesgo ambiental. 

Ciertos productos con plomo provenientes de paises que no han prohibido su uso, estan disponibles en los Estados Unidos--por ejemplo comidas, tintas, maquillaje y remedios tradicionales (CDC, 1998; Lynch et al., 2000). A las autoridades reguladoras les es dificil prevenir la importacion de todo producto inseguro. Es importante que los padres conozcan el contenido de los productos utilizados por sus familias y que eviten usar productos que sospechen que la Food and Drug Administration (Administracion de Alimentos y Drogas) no ha aprobado (http://www.fda.gov). 

Examenes medicos. Los BLLs elevados suelen pasar inadvertidos hasta que llegan a ser muy altos. Aunque ninos asistidos por Medicaid representan la gran mayoria de los casos con BLLs elevados, solo el 19% de ninos de 1 a 5 anos fue sometido al examen en 1998 (CDC, 2000b). A los padres de ninos que corren el riesgo de exposicion al plomo se les debe avisar que pidan regularmente los examenes para el BLL--los ninos pequenos deberian examinarse varias veces antes de la edad de 3 anos--por lo menos a los 12 y 24 meses de edad (EPA, 1999; AAP, 1998). 

CONCLUSION

La prevencion del envenenamiento por plomo es el enfoque de muchas organizaciones y agencias nacionales, estatales y locales; los padres tambien tienen un papel importante. Un primer paso importante es el de ayudar a los padres a informarse. Hay muchas fuentes de recursos accesibles y de alta calidad para ellos. Algunas de ellas son la agencia de salud local, el National Lead Information Center (Centro Nacional de Informacion sobre el Plomo) llamando al 1-800-424-LEAD (5323) y el Sitio Web de la Alliance to End Childhood Lead Poisoning (Alianza para Poner Fin al Envenenamiento Infantil por Plomo) en http://www.aeclp.org. 

[Traduccion: Berkeley Hinrichs] 

PARA MAS INFORMACION

Agency for Toxic Substances and Disease Registry (ATSDR). (1995). CASE STUDIES IN ENVIRONMENTAL MEDICINE: LEAD TOXICITY [En linea]. Disponible: http://www.atsdr.cdc.gov/HEC/HSPH/caselead.html. 

American Academy of Pediatrics (AAP). (1998). SCREENING FOR ELEVATED BLOOD LEAD LEVELS [En linea]. Disponible: http://www.aap.org/policy/re9815.html. 

Banks, E. C., Ferretti, L. E. y Shucard, D. W. (1997). Effects of low level lead exposure on cognitive function in children: A review of behavioral, neuropsychological and biological evidence. NEUROTOXICOLOGY, 18(1), 237-282. 

Bellinger, D. C., Stiles, K. M. y Needleman, H. L. (1992). Low-level lead exposure, intelligence and academic achievement: A long-term follow-up study. PEDIATRICS, 90(6), 855-861. 

Burns, J. M., Baghurst, P. A., Sawyer, M. G., McMichael, A. J. y Tong, S. L. (1999). Lifetime low-level exposure to environmental lead and children's emotional and behavioral development at ages 11-13 years: The Port Pirie cohort study. AMERICAN JOURNAL OF EPIDEMIOLOGY, 149(8), 740-749. 

Centers for Disease Control and Prevention (CDC). (1998). Lead poisoning associated with imported candy and powdered food coloring: California and Michigan. MORBIDITY AND MORTALITY WEEKLY REPORT, 47(48), 1041-1043. 

Centers for Disease Control and Prevention (CDC). (2000a). Blood lead levels in young children: United States and selected states, 1996-1999. MORBIDITY AND MORTALITY WEEKLY REPORT, 49(50), 1133-1137. 

Centers for Disease Control and Prevention (CDC). (2000b). Recommendations for blood lead screening of young children enrolled in Medicaid: Targeting a group at high risk. MORBIDITY AND MORTALITY WEEKLY REPORT, 49(RR14), 1-13. 

Centers for Disease Control and Prevention (CDC). (s.f.). WHAT EVERY PARENT SHOULD KNOW ABOUT LEAD POISONING IN CHILDREN [En linea]. Disponible: http://www.cdc.gov/nceh/lead/faq/cdc97a.htm. 

Dietrich, K. N., Ris, M. D., Succop, P. A., Berger, O. G. y Bornschein, R. L. (2001). Early exposure to lead and juvenile delinquency. NEUROTOXICOLOGY AND TERATOLOGY, 23(6), 511-518. 

Environmental Protection Agency (EPA). (1999). PROTECT YOUR FAMILY FROM LEAD IN YOUR HOME. Washington, DC: Author. 

Housing and Urban Development (HUD). (2001). NATIONAL SURVEY OF LEAD AND ALLERGENS IN HOUSING [En linea]. Disponible: http://www.hud.gov/lea/HUD_NSLAH_Vol1.pdf. 

Landrigan, P. J. (2000). Pediatric lead poisoning: Is there a threshold? PUBLIC HEALTH REPORTS, 115(6), 530-531. 

Lanphear, B. P., Dietrich, K., Auinger, P. y Cox, C. (2000). Cognitive deficits associated with blood lead concentrations <10 'g/dL in U.S. children and adolescents. PUBLIC HEALTH REPORTS, 115(6), 521-529. 

Lewendon, G., Kinra, S., Nelder, R. y Cronin, T. (2001). Should children with developmental and behavioural problems be routinely screened for lead? ARCHIVES OF DISEASE IN CHILDHOOD, 85(4), 286-288. 

Lynch, R. A., Boatright, D. T. y Moss, S. K. (2000). Lead-contaminated imported tamarind candy and children's blood lead levels. PUBLIC HEALTH REPORTS, 115(6), 537-543. 

Norman, E. H., Bordley, W. C., Hertz-Picciotto, I. y Newton, D. A. (1994). Rural-urban blood lead differences in North Carolina children. PEDIATRICS, 94(1), 59-64. 

Occupational Safety and Health Administration (OSHA). (2000). LEAD [En linea]. Disponible: http://www.osha-sic.gov/SLTC/lead/index.html. 

Rogan, W. J., Dietrich, K. N., Ware, J. H., Dockery, D. W., Salganik, M., Radcliffe, J., Jones, R. L., Ragan, N. B., Chisolm, J. J. y Rhoads, G. G. (2001). The effect of chelation therapy with succimer on neuropsychological development in children exposed to lead. NEW ENGLAND JOURNAL OF MEDICINE, 344(19), 1421-1426. 

Satcher, D. S. (2000). The Surgeon General on the continuing tragedy of childhood lead poisoning. PUBLIC HEALTH REPORTS, 115(6), 579-580. 

Schwartz, J. (1994). Low-level lead exposure and children's IQ: A meta-analysis and search for a threshold. ENVIRONMENTAL RESEARCH, 65(1), 42-55. 


 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Library Reference Search
 

This site is (c) 2003-2004.  All rights reserved.