ERIC Identifier: ED469311
Publication Date: 2000-05-00
Author: Hadderman, Margaret
Source: ERIC Clearinghouse on Educational Management Eugene OR.

Cupones educacionales (Educational Vouchers). ERIC Digest.

Los programas de cupones educacionales, que proveen a los padres con becas fiscales para enviar a los ninos a colegios privados o publicos de su preferencia, son la altenativa mas controvertida de las numerosas opciones que ofrecen los colegios.

El concepto aparecio en la mitad de los anos cincuenta, cuando el economista Milton Friedman sostuvo que los cupones mejorarian la eficiencia educacional colocando a los colegios en una posicion competitiva de libre mercado (Miller 1999). En 1971, mientras los estudiantes de derecho Jack Coons y Stephen Sugarman, trabajaban en el famoso caso juridico californiano conocido como "Serrano", recomendaron el uso de cupones para estudiantes de distritos pobres, como una solucion potencial para contrarrestar las injusticias insconstitucionales escolares de financiamiento (Miller).

QUIEN APOYA LOS CUPONES EDUCACIONALES?

El apoyo publico para el sistema de cupones crece sistematicamente. En 1998 y 1999, las encuestas Phi Delta Kappa/Gallup entregaron como resultado que el 51% de los encuestados dijeron que apoyarian una propuesta donde el gobierno pagara total o parcialmente la matricula para enviar a sus ninos a colegios privados o religiosos. En 1999, el 60% de los padres de colegios publicos estuvo a favor de esa propuesta, comparado con el 56% en 1998. Cuando las preguntas especificaban los planes con cupones, las respuestas de proponentes y oponentes se dividieron con mayor uniformidad (Rose y Gallup 1998 y 1999).

Caracterizar a los defensores de los cupones es dificil, debido a que la eleccion de los padres 'se toma por personas de distintos colores politicos y creencias,...por miembros de grupos etnicos mayoritarios y minoritarios, por ricos y pobres, por religiosos y seculares" (Metcalf y Tait 1999).

En contraste con los reportajes de los medios de comunicacion que muestran la vision de politicos prominentes, la encuesta Kappan/Gallup de 1998 encontro que los encuestados republicanos estuvieron homogeneamente divididos en relacion a los cupones de matricula completa, para colegios privados o religiosos; una pequena mayoria de los democratas favorecio los cupones. Otros grupos que apoyan los cupones de matricula completa incluyen a los africanos-americanos, a personas entre 18 y 29 anos, a padres con ninos de rendimiento normal o bajo lo normal y a los ciudadanos.

CUALES SON LOS ARGUMENTOS A FAVOR Y EN CONTRA DE LOS CUPONES?

Sus defensores senalan que los cupones seran capaces de proveer a las familias pobres del centro de la ciudad con las opciones educacionales disfrutadas por grupos sociales con mayores recursos, incluyendo la posibilidad de escapar de los barrios con colegios de bajo rendimiento (Metcalf y Tait). Otros piensan que el 'incremento de la competencia en los colegios que implementan el sistema de cupones obligara a los colegios publicos a mejorar su calidad para evitar su clausura' (Adelsheimer y Rix 1999). Aun otros, consideran a los colegios privados como eficientes instituciones orientadas a la familia que promueven un adecuado comportamiento estudiantil y un alto rendimiento.

Los criticos sostienen que los planes de cupones extraeran dinero de los colegios publicos, eliminaran a los estudiantes y padres mas motivados, violaran la separacion entre Iglesia y Estado, seran costosos de administrar y aumentaran las contribuciones (Miller; Adelshemer y Rix). Muchos opositores tambien estan preocupados sobre la capacidad de las escuelas privadas, el predominio de colegios religiosos, las politicas de admision selectivas de las instituciones privadas y temas sobre el involucramiento del gobierno.

LOS PLANES DE CUPONES ESTAN SIENDO EXITOSOS?

Los sistemas de cupones mas conocidos que se financian publicamente son: el Programa de eleccion de padres de Milwaukee (Milwaukee Parental Choice Program), y el Programa de becas y tutoria de Cleveland (Cleveland Scholarship and Tutoring Grant Program). Iniciado en 1990, el programa de Milwaukee ofrecia originalmente $2.500 dolares en arancel en colegios privados para ninos de familias de bajos ingresos. Con el transcurso del tiempo, los cupones se incrementaron a $5.000, la matricula estudiantil alcanzo a 6.000 alumnos y se incorporaron nuevos colegios religiosos (Metcalf y Tait).

El programa de Cleveland fue implementado en 1996. Este programa tambien se enfocaba en las familias de bajos recursos, incorporaba colegios religiosos y proveia asistencia de tutoria. Para los anos 1997 y 1998, hubo cupones de $4.000 dolares disponibles para alumnos desde kindergarten a quinto de preparatoria (Metcalf y Tait). Como el programa de Milwaukee, el plan de Cleveland ha sido evaluado y reevaluado por varios equipos de investigacion con descubrimientos que difieren enormemente.

En junio de 1999, el congreso estatal de Florida adopto un plan que 'permitiria dar derecho a cupones a 150.000 de los 2,3 millones de estudiantes de colegios publicos entre kinder y cuarto medio' -lo que implica una inversion de 750 millones de dolares (Elam 1999).

Planes financiados privadamente operan en cerca de 31 ciudades (Miller). En abril de 1999, el billonario financista Ted Furstmann y el heredero de Wal-Mart, John Walton, anunciaron un plan para otorgar $170 millones de dolares en becas para colegios privados y parroquiales para favorecer a 40.000 de 125.000 postulantes estudiantes de familias de bajos ingresos.

Algunos planes auspiciados privadamente, han sido evaluados preliminarmente (por el programa de politica educacional y gobierno de la Universidad de Harvard), incluyendo programas pilotos de becas en la ciudad de Nueva York, Washington D.C. y el distrito escolar de Edgewood en San Antonio.

Analizando varias evaluaciones de los programas de Cleveland, Milwaukee y la ciudad de Nueva York, los investigadores de WestEd encontraron resultados consistentes y generalmente positivos en relacion con la inclusion de familias de bajos ingresos, la satisfaccion de los padres, el nivel de educacion de los padres, el estado civil de los padres y el tamano de la familia, raza y etnicidad y, desgaste y mobilidad. Los resultados no fueron conclusivos ni tampoco consistentes en relacion con el logro de los estudiantes y del involucramiento de los padres.

El estudio de Harvard sobre el Programa de becas de Edgewood Horizon (financiado por la Fundacion para Oportunidades educacionales para ninos de America), llego a conclusiones similares en relacion con la participacion de las familias de escasos recursos, la representacion de las minorias, y la satisfaccion de los padres en relacion con los colegios privados. Tambien, el estudio ha documentado pequenas mejorias en el rendimiento, comparado con sus contrapartes, los colegios publicos (Peterson 1999). Otra investigacion, un poco menos formal, ha revelado que los auspiciadores se enfocan en ciertos estudiantes; los cupones se utilizan, en primer lugar, para apoyar la educacion religiosa; varios distritos escolares alcanzaron altos rendimientos; y tanto los padres de los alumnos de colegios publicos como de los tenedores de cupones parecian conformes con los colegios publicos locales (Mandell 1999).

SON CONSTITUCIONALES LOS PROGRAMAS FINANCIADOS CON CUPONES?

La inclusion de los colegios parroquiales en los programas de cupones es un asunto espinoso -especialmente si se considera que cuatro quintas partes de los colegios privados tiene vinculos religiosos. Para un experto legal, 'la pregunta central desde el punto de vista federal es si la participacion de colegios sectarios viola la clausula de lo establecido en la Primera enmienda [de la constitucion norteamericana], la que prohibe la accion gubernamental' que promueva la religion (McCarthy 2000). Durante la dEcada pasada, senala McCArthy, la Corte suprema pareciera haber relajado su interpretacion de la clausula de lo establecido y esta dispuesta a permitir mayor ayuda estatal que en el pasado, para que fluya hacia colegios privados.'

Otro experto piensa que los tribunales estan mas dispuestos a apoyar los programas de cupones financiados publicamente si son etiquetados como becas 'que fluyan hacia los padres, si los padres o los estudiantes tienen una amplia gama de colegios para su eleccion y si no se les da preferencia a los establecimientos religiosos' (Sianjina 1999).

Ademas, los cupones pueden ser constitucionales en algunos Estados y no en otros. En noviembre de 1998, la Corte suprema de Estados Unidos declino la revision de un caso que cuestionaba el veredicto de la Corte suprema de Wisconsin que apoyaba el programa de cupones - una desilusion tanto para quienes lo apoyan como para sus criticos (McCarthy).

Mientras tanto los defensores planean apelar al veredicto de la Corte de distrito de diciembre de 1999, contra el programa de cupones de Cleveland; acercando el programa para convertirse en un posible prueba ante la Corte suprema de Estados Unidos. El juez Oliver pospuso la obligatoriedad pendiente, tanto como la apelacion a la Corte de apelaciones (circuito sexto) en Cincinnati.

En Maine y Vermont, ciudades con carencia de colegios secundarios, los planes informales de cupones permiten a los estudiantes secundarios, asistir a colegios publicos o colegios privados aprobados, fuera del distrito de su residencia. En ambos Estados, las cortes supremas han aplastado los esfuerzos de los ciudadanos que desean agregar los colegios religiosos (McCarthy)

CUALES SON LAS RECOMENDACIONES Y LOS ASUNTOS POLITICOS MAS IMPORTANTES?

De acuerdo con WestEd, quienes hacen las politicas deben considerar los costos de los programas de cupones (y el costo de los posibles problemas legales). El valor y numero de los cupones influiran en los costos. Los recursos perdidos por los distritos puede que tengan que ser conseguidos por medio de mayores impuestos (Adelsheimer y Rix).

Otras consideraciones incluyen, la disponibilidad de cupones, su monto, la seleccion de los destinatarios, publicidad y promocion, compromiso de los que no los eligen, equilibrio etnico/racial, disposiciones para estudiantes con necesidades especiales y transporte.

Los efectos de los planes de cupones no pueden ser ignorados en los colegios privados. La aceptacion de fondos publicos generalmente implica aceptar normas gubernamentales, incremento en la burocracia y problemas de flujo de efectivo (Adelsheimer y Rix). La implementacion de los programas es obstaculizada por el cierre de los colegios a mitad de ano por el desgaste de los alumnos (White 1999) y la falta de participacion de los colegios privados en los programas de almuerzos gratuitos o de bajo precio otorgados por el gobierno, que son un requisito comun de eligibilidad para quienes reciben el beneficio de los cupones (Mandell).

Mayor informacion se necesita acerca de la capacidad y respuesta de los colegios privados para aceptar una poblacion escolar diversa. De acuerdo con una encuesta a los establecimientos privados hecha por el Departamento de Educacion de Estados Unidos, 73% de los colegios privados no estan interesados en aceptar estudiantes con necesidades especiales; 92% aceptaria transferencias de estudiantes solo si 'se les permite mantener las admisiones, curriculo y politicas de instruccion religiosa actuales' (Muraskin y Stullich 1998).

La responsabilidad y la calidad de los programas son un factor importante. El publico, de acuerdo con encuestas recientes, espera que los colegios privados que aceptan dolares publicos sean tan responsables ante el Estado como lo son los colegios publicos (Murphy 1999). La gran mayoria de los encuestados espera que los colegios privados acepten a estudiantes provenientes de una amplia variedad de base academica (Rose y Gallup 1999), que mantengan altos estandares curriculares y empleen a profesores titulados (Murphy). Miller recomienda que los sindicatos de profesores apoyen las decisiones del colegio como un catalizador para mejorar la educacion publica y que los defensores conservadores del sistema de cupones renuncien a sus motivaciones de ahorro de dinero. Los estudiantes con necesidades especiales son caros para educarlos y los colegios del centro pobre de la ciudad se estan deteriorando. Apoyandose en a Friedman, el NAACP, Lamar Alexander y varios liberales, Miller aboga por suministrar a los ninos pobres del centro de la ciudad y a los colegios publicos locales con cupones basados en el costo basico por alumno mas un 20%. Este enfoque progresista, piensa Miller, 'busca los beneficios de los cupones, sin arriesgar a los pobres.'

McCarthy aboga por una amplia discusion publica del sistema de cupones antes que proliferen como colegios privilegiados y conduzcan a otro tipo de reformas, sostiene que 'debieramos al menos conseguir datos, que apoyan la eficacia de planes como estos y estar seguros de que no afecten los valores nacionales.' Los encargados de hacer las politicas, piensa ella, debieran proceder con cautela, 'ya que el movimiento de privatizacion de los colegios tiene tremendo potencial para alterar la naturaleza y el papel de la educacion publica en los Estados Unidos.'

REFERENCIAS

Adelsheimer, Erica, and Kate Rix. What We Know About Vouchers: The Facts Behind the Rhetoric. San Francisco, WestEd Policy Program, 1999. 15 pages.

Elam, Stanley E. "Florida's Voucher Program: Legislating What Can't Be Done by Referendum." Phi Delta Kappan 81, 1 (September 1999): 81-82, 84-86, 88.

Mandell, Jeff. "Edgewood under Siege: Vouchers Come to a Texas School District." American Educator 23, 1 (September 1999): 25-28.

McCarthy, Mary M. "What Is the Verdict on School Vouchers?" Phi Delta Kappan 81,5 (January 2000): 371-78.

Metcalf, Kim, and Tait, Polly A. "Free Market Policies and Public Education: What Is the Cost of Choice?" Phi Delta Kappan 81, 1 (September 1999): 65-68,70-75.

Miller, Matthew. "A Bold Experiment to Fix City Schools." Atlantic Monthly 284, (July 1999): 15-16,18,26-28, 30-31. EJ 587 684.

Muraskin, Lana, and Stephanie Stullich. Barriers, Benefits, and Costs of Using Private Schools to Alleviate Overcrowding in Public Schools. Final Report. Washington, D.C.: U.S. Department of Education Planning and Evaluation Service, 1998. 158 pages. ED 432 063.

Murphy, Dan. "Vouchers and the Accountability Dilemma: An AFT Policy Brief." American Educator 23, 1 (September 1999): 29-37. EJ 587 020.

Peterson, Paul E. "A Liberal Case for Vouchers." New Republic 221, 4 (October 4, 1999): 28-29.

Rose, Lowell C., and Alec M. Gallup. "The 30th Annual Phi Delta Kappa/Gallup Poll of the Public's Attitudes Toward the Public Schools." Phi Delta Kappan 80, 1 (September 1998): 41-56. EJ 571 808.

__________. "The 31st Annual Phi Delta Kappa/Gallup Poll of the Public's Attitudes Toward the Public Schools." Phi Delta Kappan 81, 1 (September 1999): 41-55. EJ 592 905.

Sianjina, Rayton. "Parental Choice, School Vouchers, and Separation of Church and State: Legal Implications." Educational Forum 63, 2 (Winter 1999): 108-12. EJ 578 831.

Witte, John. "The Milwaukee Voucher Experiment: The Good, the Bad, and the Ugly." Phi Delta Kappan 81, 1 (September 1999): 59-64.


Library Reference Search
 

Please note that this site is privately owned and is in no way related to any Federal agency or ERIC unit.  Further, this site is using a privately owned and located server. This is NOT a government sponsored or government sanctioned site. ERIC is a Service Mark of the U.S. Government. This site exists to provide the text of the public domain ERIC Documents previously produced by ERIC.  No new content will ever appear here that would in any way challenge the ERIC Service Mark of the U.S. Government.

Popular Pages