ERIC Identifier: ED470216
Publication Date: 2002-10-00
Author: Patten, Peggy - Ricks, Omar Benton
Source: ERIC Clearinghouse on Elementary and Early Childhood Education Champaign IL.

La calidad del cuidado infantil: Un resumen para padres (Child Care Quality: An Overview for Parents). ERIC Digest.

El porcentaje de madres empleadas que utilizan centros de cuidado infantil para sus hijos preescolares aumento del 13% al 29%, de 1977 a 1994, segun lo indica el U.S. Bureau of the Census (1998--Oficina del Censo de EE.UU.). El uso creciente del cuidado infantil ha ido acompanado de preguntas acerca de como el desarrollo de los ninos se ve afectado por la calidad de los servicios del cuidado infantil disponible. Es dificil definir el cuidado infantil de buena calidad; no obstante, se concuerda que el desarrollo infantil debe mejorarse en vez de verse arriesgado debido a experiencias de cuidado fuera del hogar. Este Digest discute la investigacion acerca del cuidado infantil en referencia a las preguntas de los padres sobre calidad.

COMO EVALUAN LOS INVESTIGADORES LA CALIDAD DEL CUIDADO INFANTIL?

Por lo general los investigadores examinan una variedad de caracteristicas del cuidado infantil, como las caracteristicas estructurales y de procesos, ademas de la relacion de estas con los efectos en los ninos.

Caracteristicas estructurales y de procesos. Las caracteristicas estructurales incluyen la proporcion entre ninos y adultos, las calificaciones de los cuidadores, y los sueldos pagados a cuidadores o maestros (Whitebook et al., 1989; National Institute of Child Health and Human Development [NICHD], 1998; Cryer, 1999, p. 41). Las caracteristicas de procesos--practicas que influyen en la forma en que los ninos viven el cuidado infantil--incluyen la sensibilidad del cuidador, la individualizacion del cuidado y el uso del lenguaje en la clase (Love, 1997; Love et al., 1996; Cryer, 1999; Helburn y Howes, 1996). El elemento comun de tales practicas y condiciones es su capacidad de contribuir a ciertos resultados deseados en los ninos, abarcando la adquisicion del lenguaje y el desarrollo cognitivo, el autodominio, la sociabilidad, la creatividad, la capacidad de participar en el juego cooperativo y la de resolver conflictos sociales (Love, 1997). Los investigadores comparan los efectos, si los hay, que los programas que emplean varias practicas y condiciones tienen sobre los ninos que asisten a ellos.

La correlacion y la causalidad. Hasta que grado las buenas consecuencias de desarrollo son el resultado del ambiente del cuidado infantil o de otros factores? A fin de contestar estas preguntas, los investigadores procuran aislar condiciones o practicas especificas dentro de una situacion de cuidado infantil y despues confirmar que esos factores realmente tienen correlacion con ciertos efectos positivos o negativos. Pero una correlacion prueba unicamente que un cambio en un factor predice un cambio; no prueba que ha ocasionado tal cambio. Para demostrar la causalidad se necesitan estudios experimentales dificiles y costosos que plantean muchas cuestiones practicas y eticas.

DEMUESTRA LA INVESTIGACION QUE LA CALIDAD TIENE EFECTOS IMPORTANTES?

La evidencia sugiere que hay relaciones modestas entre ciertas practicas y condiciones y mejores resultados para los ninos (Frede, 1995; NICHD, 1998). Muy pocos estudios pueden declarar inequivocamente que la buena calidad produce efectos positivos. Por lo general, los investigadores sugieren que otros factores, en combinacion con la calidad del cuidado infantil, producen efectos de largo plazo en los ninos y que otros factores predicen los resultados con mas exactitud que la calidad del cuidado infantil (NICHD, 1998).

Por ejemplo, los hallazgos en el estudio de NICHD dieron un apoyo desigual a la idea que el cuidado infantil de buena calidad predice resultados positivos. Por una parte, los ninos que asistian a centros de cuidado infantil que satisfacian las pautas de la American Public Health Association/American Academy of Pediatrics (Asociacion Estadounidense para la Salud Publica/ Academia Americana de Pediatria, o APHA/ AAP), que son mas exigentes que las pautas de acreditacion, estaban mas preparados para la escuela, lograban notas mas altas en examenes de lenguaje y tenian menos problemas de conducta que sus companeros en otros centros. La calidad del cuidado infantil tambien tenia una constante correlacion positiva con el desarrollo cognitivo y linguistico de los ninos. Sin embargo, la correlacion era mas fuerte en una combinacion de factores familiares que incluian los ingresos de la familia y el vocabulario materno (utilizado en estudios como sustituto de la inteligencia materna). De hecho, se hallo que cierta combinacion de factores familiares estaba en mayor correlacion con los resultados en el desarrollo, tales como conducta, obediencia y autodominio, que la calidad del cuidado infantil (NICHD, 1998). Esta correlacion sugiere que las familias con ciertas caracteristicas suelen escoger el cuidado infantil de buena calidad y que los resultados positivos tal vez sean el resultado de esas caracteristicas en vez de la calidad del cuidado infantil.

La buena calidad no es el principal factor ni en ocasionar ni en predecir los resultados positivos, como tampoco lo es la baja calidad para los resultados negativos. No obstante, los hallazgos de los estudios de NICHD (1998) y del Cost, Quality and Child Outcomes in Child Care Centers--CQO (1995-- Costos, Calidad y Resultados de los Ninos en Centros de Cuidado Infantil) indican que el cuidado de buena calidad tal vez contrarreste factores de riesgo para algunos resultados negativos. Hay mayor evidencia de estudios experimentales longitudinales que sugiere que los programas preescolares de buena calidad tienen efectos positivos, apreciables y duraderos en el desarrollo de ninos de familias que viven en la pobreza (Burchinal, 1999). El Abecedarian Project siguio a un grupo de 104 bebes de familias de bajos ingresos, la mitad de los cuales recibio cuidado infantil educativo de buena calidad desde los primeros meses de vida, mientras que la otra mitad no lo recibio. Los participantes que recibieron el cuidado infantil de buena calidad lograron notas mas altas que los del grupo que no lo habia recibido en examenes de lectura, matematicas y capacidad mental desde la edad de aprender a caminar hasta los 21 anos (Carolina Abecedarian Project, 1999, pp. 1-3). El estudio del High/Scope Perry Preschool (Schweinhart et al., 1993) tambien comparo a individuos que habian participado en un programa preescolar de buena calidad en la decada de 1960 con otros que no habian participado. Los investigadores documentaron una mayor probabilidad de comportamientos responsables-incluso de tener menos detenciones policiales-y aumentos en los cocientes intelectuales, niveles de educacion, ingresos, tasas de poseer casa propia y de matrimonio entre los participantes al compararlos con los no participantes, aun despues de 27 anos.

COMO ES LA CALIDAD DEL CUIDAD0 INFANTIL EN ESTADOS UNIDOS?

El cuidado infantil de alta calidad es dificil de hallar. La resena de Love et al. (1996) de la investigacion de la calidad del cuidado infantil hallo que la calidad de la experiencia en los centros y hogares de cuidado infantil en Estados Unidos es generalmente mediocre. Los siguientes estudios de importancia parecen verificar los hallazgos de Love:

* El estudio del National Institute of Child Health and Human

Development (NICHD--Instituto Nacional de la Salud Infantil

y el Desarrollo Humano), Study of Early Child Care (Estudio

del Cuidado de la Ninez Temprana) hallo que la mayoria de

los centros de cuidado infantil no satisfizo las pautas de

APHA/AAP (NICHD, 1998).

* El estudio Cost, Quality and Child Outcomes in Child Care

Centers (CQO) de centros de cuidado en cuatro estados,

hallo que el 86% proveia cuidado de calidad mediocre o

pobre. El cuidado de bebes y ninos de hasta tres anos de

edad fue particularmente pobre, ya que el 40% fue tasado

como de pobre calidad (Helburn y Howes, 1996, pp. 66-68).

* Solo el 9% de los hogares de cuidado infantil en tres estados

en el Study of Children in Family Child Care and Relative

Care (Galinsky et al., 1994--Estudio de Ninos en Cuidado

Infantil en Familia y con Parientes) recibio la tasacion de

"alta" calidad, el 56% de los hogares de "adecuados/

seguros" y el 35% de los hogares de "inadecuados."

QUE DEBERIAN CONSIDERAR LOS PADRES AL ESCOGER EL CUIDADO INFANTIL?

La investigacion ha mostrado que tanto como un 65% de padres creen que tienen pocas opciones para el cuidado infantil (Galinsky et al., 1994). Como pueden los padres tomar la mejor decision entre las opciones disponibles? La observacion personal es un buen comienzo y las agencias de recursos y referencias de cuidado infantil (CCRyRs) pueden ayudar a los padres a saber que examinar en un servicio de cuidado, como por ejemplo:

* Caracteristicas de procesos: las maneras en que el personal

responde a los ninos, como los maestros hablan a los ninos,

el acercamiento del personal hacia la disciplina y lo

apropiado de las actividades de aprendizaje

* Caracteristicas estructurales: el tamano de los grupos, la

proporcion de ninos a adultos, la capacitacion del personal y

la calidad y cantidad de espacio y materiales

Ya que la evidencia disponible parece sugerir que los factores familiares son importantes en el desarrollo de los ninos al menos tanto como la calidad del cuidado infantil, tambien es importante considerar otras cuestiones, como las siguientes:

* Como se sienten los miembros de la familia acerca de

utilizar el cuidado infantil?

* Se comunican bien con los padres los posibles proveedores

de cuidado?

* Como influyen las condiciones laborales de los padres en

su uso o seleccion del cuidado?

Las CCRyRs frecuentemente tienen materiales que tratan maneras de mantener buenas relaciones con los programas de cuidado infantil y sobre como hablar con los empleadores o patrones acerca de la implementacion de beneficios que apoyen a las familias. Child Care Aware (Conciencia del Cuidado Infantil) puede ayudar a los padres a hallar su agencia CCRyR local (Web: http://childcareaware.net/; telefono: 1-800-424-2246).

[Traduccion: Berkeley Hinrichs]

PARA MAS INFORMACION

Burchinal, M. R. (1999). Child care experiences and developmental outcomes. En Suzanne Helburn (Ed.), THE SILENT CRISIS IN U.S. CHILD CARE [numero especial]. Annals of the American Academy of Political and Social Science, 563, 73-97.

Carolina Abecedarian Project. (1999). EARLY LEARNING, LATER SUCCESS: THE ABECEDARIAN STUDY. EXECUTIVE SUMMARY [en linea]. Disponible: http://www.fpg.unc.edu/~abc/

Cost, Quality and Child Outcomes Study Team (CQO). (1995). COST, QUALITY AND CHILD OUTCOMES IN CHILD CARE CENTERS PUBLIC REPORT. Denver: Economics Department, University of Colorado-Denver. ED 386 297.

Cryer, D. (1999). Defining and assessing early childhood program quality. En Suzanne Helburn (Ed.), The silent crisis in U.S. child care [numero especial]. ANNALS OF THE AMERICAN ACADEMY OF POLITICAL AND SOCIAL SCIENCE, 563, 39-55.

Frede, E. (1995). The role of program quality in producing early childhood program benefits. FUTURE OF CHILDREN, 5(3), 115-132. EJ 523 966.

Galinsky, E., Howes, C., Kontos, S. y Shinn, M. B. (1994). The study of children in family child care and relative care-Key findings and policy recommendations. YOUNG CHILDREN, 50(1), 58-61. EJ 493 657.

Helburn, S. W., y Howes, C. (1996). Child care cost and quality. FUTURE OF CHILDREN, 6(2), 62-82. EJ 537 047.

Love, J. M. (1997). Quality in child care centers. EARLY CHILDHOOD RESEARCH AND POLICY BRIEFS, 1(1). ED 417 827.

Love, J. M., Schochet, P. Z. y Meckstroth, A. L. (1996). ARE THEY IN ANY REAL DANGER? WHAT RESEARCH DOES-AND DOESN'T-TELL US ABOUT CHILD CARE QUALITY AND CHILDREN'S WELL-BEING. Plainsboro, NJ: Mathematica Policy Research. ED 415 030.

National Institute of Child Health and Human Development Early Child Care Research Network (NICHD). (1998). THE NICHD STUDY OF EARLY CHILD CARE [en linea]. Disponible: http://www.nichd.nih.gov/publications/pubs/early_child_care.htm%20

Schweinhart, L. J., Barnes, H. V. y Weikart, D. P. (1993). SIGNIFICANT BENEFITS: THE HIGH/SCOPE PERRY PRESCHOOL STUDY THROUGH AGE 27. (Monographs of the High/Scope Educational Research Foundation, 10). Ypsilanti, MI: High/Scope Press. ED 366 433.

Stifter, C. A., Coulehan, C. M. y Fish, M. (1993). Linking employment to attachment: The mediating effects of maternal separation anxiety and interactive behavior. CHILD DEVELOPMENT, 64(5), 1451-1460. EJ 471 361.

U.S. Bureau of the Census. (1998). Historical time-series tables. Primary child care arrangements used for preschoolers by families with employed mothers: Selected years, 1977 to 1994 [en linea]. Disponible: http://www.census.gov/population/socdemo/child/p70-62/tableA.txt%20

Whitebook, M., Howes, C. y Phillips, D. (1989). WHO CARES? CHILD CARE TEACHERS AND THE QUALITY OF CARE IN AMERICA: FINAL REPORT. NATIONAL CHILD CARE STAFFING STUDY. Berkeley, CA: Child Care Employee Project. ED 323 031.


Library Reference Search
 

Please note that this site is privately owned and is in no way related to any Federal agency or ERIC unit.  Further, this site is using a privately owned and located server. This is NOT a government sponsored or government sanctioned site. ERIC is a Service Mark of the U.S. Government. This site exists to provide the text of the public domain ERIC Documents previously produced by ERIC.  No new content will ever appear here that would in any way challenge the ERIC Service Mark of the U.S. Government.

Share
Popular Pages