Evidencia reciente sobre programas preescolares



ERIC Identifier: ED470215
Publication Date: 2002-10-00
Author: Schweinhart, Lawrence J.
Source: ERIC Clearinghouse on Elementary and Early Childhood Education Champaign IL.

Evidencia reciente sobre programas preescolares (Recent Evidence on Preschool Programs). ERIC Digest.

Una masa creciente de evidencia indica que los programas preescolares de desarrollo infantil de buena calidad contribuyen al desarrollo de corto y largo plazo de ninos que viven en la pobreza. Unas resenas literarias recientes resumen esta evidencia (Barnett, en prensa; Currie, 2000; Karoly et al., 1998). Ciertos estudios recientes han sido experimentales, abarcando la asignacion al azar de ninos y familias a grupos que asisten o que no asisten a programas y ofreciendo la evidencia mas inequivoca de los efectos de los programas. Otros estudios recientes han sido casi-experimentales, abarcando un grupo que no asiste a programas pero sin asignacion al azar o sin ningun grupo de comparacion; estos estudios nunca refutan por completo las explicaciones alternativas, pero si permiten que se examine la evidencia en situaciones donde el diseno experimental era imposible. Este Digest resume los estudios experimentales y casi-experimentales de Head Start y programas similares.

ESTUDIOS EXPERIMENTALES RECIENTEMENTE PUBLICADOS

Una evaluacion del Head Start Comprehensive Child Development Program (Goodson et al., 2000-Programa Comprensivo del Desarrollo Infantil Head Start) asigno al azar a 4.410 ninos y familias que vivian en la pobreza en 21 localidades a asistir a este programa o a ningun programa y los siguio por 5 anos. Aunque los servicios comprensivos del programa se centraron en la asignacion de un asistente social a cada familia para ayudarles a satisfacer sus necesidades, solo el 58% del grupo asignado a un programa realmente se reunio con un asistente social, tal como lo hizo el 18% del grupo de control, debido a su participacion en otros programas. Tal vez en parte debido a que esta diferencia en la asistencia entre los grupos solo era del 40% en vez del 100% que podria esperarse, el estudio no encontro efectos de significado estadistico en los resultados ni de los ninos ni de los padres, planteandose asi la cuestion de si las familias que utilizan los programas de la ninez temprana realmente se benefician al reunirse con los asistentes sociales.

Una evaluacion de como 3.000 bebes y ninos de hasta tres anos de edad y sus familias de bajos ingresos en el programa federal Early Head Start, iniciado en 1995, ha hallado efectos producidos por el programa hasta la edad de 2 anos (Administration on Children, Youth, and Families, 2001b). En comparacion con un grupo de control asignado al azar, los ninos de Early Head Start lo superaron por un margen modesto pero significativo en examenes del desarrollo cognitivo, linguistico y social-emocional y sus padres superaron por mucho a los padres del grupo de control en examenes del comportamiento paternal y el conocimiento del desarrollo de bebes y ninos pequenos. La evaluacion sigue en marcha, para saber si estos efectos tempranos se mantienen con el crecimiento de los ninos.

Dos evaluaciones del Even Start Family Literacy Program (Planning and Evaluation Service, 1998-Programa Familiar de Alfabetizacion Even Start) asignaron al azar a ninos y familias al programa Even Start o no. Del grupo de Even Start, un porcentaje un tanto mas grande que el grupo de control recibio varios servicios. Por ejemplo, el 95% versus el 60% participaron en la educacion de la ninez temprana. Por consiguiente, ambos grupos tuvieron aumentos, el grupo de Even Start teniendo aumentos mayores-la alfabetizacion de adultos, la obtencion del GED (equivalente al diploma de la secundaria-el 22% vs. el 6% en uno de los estudios), la estimulacion cognitiva y el apoyo emocional familiar y el vocabulario de los ninos. Los pequenos de Even Start mejoraron sus habilidades basicas de preparacion para la escuela (por ej., reconocimiento de colores, formas geometricas y tamanos), pero sus companeros que no asistieron al Even Start lograron igualar sus capacidades un ano despues, hallazgo comun respecto a los logros intelectuales en programas preescolares.

El estudio Carolina Abecedarian Project asigno al azar a 111 bebes de familias de bajos ingresos a grupos que si y que no asistian a programas y recogio datos acerca de 104 de ellos a la edad de 21 anos (Campbell et al., 2001). El programa de cuidado infantil de tiempo completo se centro en las actividades educativas parecidas a juegos destinados a fomentar el desarrollo cognitivo, de motricidad y de desarrollo social. Este es el primero de tales estudios que encontro beneficios al asistir a un programa durante la carrera escolar de los participantes en cuanto a sus logros intelectuales y academicos. Otros hallazgos abarcaron el que mas participantes estudiaban a los 21 anos (40% vs. 20%), mas asistian a una universidad de 4 anos en algun momento de su vida (35% vs. 14%) y la edad promedio para el nacimiento del primer hijo era mayor (19.1 vs. 17.7).

En 1997, la U.S. General Accounting Office (Oficina de Contabilidad General de EE.UU.) observo que ningun estudio habia evaluado los efectos de programas tipicos de Head Start (en contraste con los programas modelo) utilizando disenos experimentales que asignaran a ninos al azar a grupos de asistir y no asistir a un programa. La reautorizacion en 1998 de Head Start posibilito la formacion del Advisory Committee on Head Start Research and Evaluation (1999-Comite Asesor de la Investigacion y Evaluacion de Head Start) para que recomendara un sistema conceptual para el estudio del impacto de Head Start. El National Head Start Impact Study (Estudio Nacional del Impacto de Head Start), ya en progreso, debera proveer resultados utiles en unos anos.

ESTUDIOS CASI-EXPERIMENTALES RECIENTEMENTE PUBLICADOS

FACES es un estudio longitudinal continuo de 3.200 ninos y familias que se registraron en 40 programas representativos de Head Start en los ultimos cuatro meses de 1997. Aunque el estudio no incluyo a un grupo de cero asistencia como comparacion, los resultados (Administration on Children, Youth, and Families, 2001a) revelaron que los ninos de Head Start mejoraron sus habilidades de vocabulario, de escritura y sociales mas de lo esperado en ninos de su edad en estas materias y siguieron teniendo mejores habilidades de alfabetizacion y matematicas durante el ano de kindergarten. Se hallo que los padres estaban muy satisfechos con Head Start, mas de lo que estaban con otros programas federales. Las clases de Head Start recibieron tasaciones de alta calidad hechas por observadores ajenos entrenados y se hallo que la mayoria de los maestros de Head Start tenian las calificaciones docentes requeridas.

Gilliam y Zigler (2000) reportan que hasta 1998 se habian evaluado 13 de los 33 programas preescolares estatales. Resumieron los resultados como prestando un apoyo modesto a los efectos positivos de los programas en el desarrollo de los ninos, su asistencia y logros escolares y en la reduccion de los porcentajes de retencion de un grado escolar. Similarmente, una evaluacion de los programas Smart Start de Carolina del Norte, no abarcada en esta resena, hallo evidencia de mejoras modestas en las habilidades de los ninos segun las tasaciones de los maestros al principio del kindergarten (Smart Start Evaluation Team, 1999).

Oden, Schweinhart y Weikart (2000) estudiaron a 622 adultos de 22 anos de edad que nacieron en la pobreza y que habian asistido o no al Head Start. De las mujeres en el sitio que permitieron tales comparaciones, mas alumnas de Head Start se graduaron de la secundaria u obtuvieron el GED (95% vs. 81%), y solo un tercio fueron arrestadas por un crimen (5% vs. 15%). En el mismo sitio, el estudio comparo a los ninos que habian participado en clases regulares de Head Start con los ninos en clases de Head Start que utilizaban el sistema curricular High/Scope, en el que los maestros apoyan sistematicamente las actividades intencionales de aprendizaje de los ninos. Tanto los varones como las mujeres que habian experimentado el sistema High/Scope en vez de las clases regulares alcanzaron un promedio de notas mas alto en la primaria (3.2 vs. 2.4 en una escala de 4 puntos) y tenian solo 38% de las condenas criminales a los 22 anos (0.54 vs. 1.41 condenas por persona). Los analisis independientes sugirieron que los efectos del programa probablemente se habian subestimado.

Currie y Thomas (1999) examinaron los efectos de Head Start en el estudio representativo National Longitudinal Survey of Youth (Encuesta Longitudinal Nacional de la Juventud) al comparar a ninos que asistian a Head Start con sus hermanos que no asistian. Se identifico a los ninos que habian asistido preguntandoles a sus madres. Al enfocarse en 750 ninos latinos, hallaron que en relacion con sus hermanos, los ninos de Head Start tenian notas mas altas en examenes de vocabulario y matematica y menos probabilidades de repetir un grado escolar. Al aplicar el mismo metodo a los datos nacionales representativos del Panel Study of Income Dynamics (Estudio del Panel de Dinamicas de Ingresos), Garces, Thomas y Currie (2000) hallaron efectos de largo plazo producidos por programas Head Start en una muestra de 255 adultos jovenes en la terminacion del secundario y colegio en blancos y en las convicciones de crimenes en afro-americanos.

Un estudio de seguimiento de los centros apoyados por fondos federales, Chicago Child-Parent Centers (Reynolds et al., 2001), examino a 1.539 jovenes de 20 anos de edad, dos terceras partes de los cuales habian asistido a este programa preescolar comprensivo de dia parcial, a los 3 y 4 anos. Los participantes del programa lograron una tasa mayor de termina- cion de la secundaria (50% vs. 39%) y una tasa mas baja de arrestos en la juventud (17% vs. 25%). El programa reporto un beneficio economico de $7.10 por cada dolar invertido, $3.83 de los cuales vuelven a los pagadores de impuestos.

En resumen, los estudios recientemente publicados de corto plazo han cuestionado el valor de los asistentes sociales como parte de los programas de la ninez temprana, han apoyado moderadamente los programas para bebes y ninos de hasta 3 anos de edad y han hallado que los programas para ninos de 4 anos de edad contribuyen a la preparacion de estos para entrar a la escuela y no repetir grados. Los estudios recientemente publicados de largo plazo han hallado evidencia de que buenos programas preescolares mejoran las tasas de terminacion de la secundaria y reducen la actividad criminal de ciertas categorias de participantes.

[Traduccion: Berkeley Hinrichs]

PARA MAS INFORMACION

Administration on Children, Youth, and Families. Commissioner's Office of Research and Evaluation and the Head Start Bureau. (2001a). HEAD START FACES: LONGITUDINAL FINDINGS ON PROGRAM PERFORMANCE. THIRD PROGRESS REPORT. Washington, DC: U.S. Department of Health & Human Services. Disponible: http://www.acf.dhhs.gov/programs/core/pubs_reports/faces/meas_99_int%20ro.html.%20

Administration on Children, Youth, and Families. Commissioner's Office of Research and Evaluation and the Head Start Bureau. (2001b). BUILDING THEIR FUTURES: HOW EARLY HEAD START PROGRAMS ARE ENHANCING THE LIVES OF INFANTS AND TODDLERS IN LOW-INCOME FAMILIES: SUMMARY REPORT. Washington, DC: U.S. Department of Health & Human Services. Disponible: http://www2.acf.dhhs.gov/programs/hsb/EHS/.%20ED%20448%20894.%20

Advisory Committee on Head Start Research and Evaluation. (1999, Octubre). EVALUATING HEAD START: A RECOMMENDED FRAMEWORK FOR STUDYING THE IMPACT OF THE HEAD START PROGRAM. Washington, DC: U.S. Department of Health & Human Services. Disponible: http://www2.acf.dhhs.gov/programs/hsb/hsreac/octrep.htm.%20

Barnett, W. S. (en prensa). Does Head Start have lasting cognitive effects? En E. Zigler y S. Styfco (Eds.), THE HEAD START DEBATES (FRIENDLY AND OTHERWISE). New Haven, CT: Yale University Press.

Campbell, F. A., Pungello, E. P., Miller-Johnson, S., Burchinal, M. y Ramey, C. T. (2001). The development of cognitive and academic abilities: Growth curves from an early childhood educational experiment. DEVELOPMENTAL PSYCHOLOGY, 37(2), 231-242. Vease tambien: http://www.fpg.unc.edu/~abc/.

Currie, J. (2000, Abril). EARLY CHILDHOOD INTERVENTION PROGRAMS: WHAT DO WE KNOW? CHICAGO: JOINT CENTER FOR POVERTY RESEARCH. Disponible: http://www.brook.edu/es/research/projects/cr/doc/%20currie20000401.pdf.%20ED%20451%20 915.

Currie, J., y Thomas, D. (1999). Does Head Start help Hispanic children? JOURNAL OF PUBLIC ECONOMICS, 74(2), 235-262.

Garces, E., Thomas, D. y Currie, J. (2000, Diciembre). LONGER- TERM EFFECTS OF HEAD START. WORKING PAPER 8054. Cambridge, MA: National Bureau of Economic Research. Disponible: http://www.nber.org/papers/w8054.%20

Gilliam, W. S., y Zigler, E. F. (2000). A critical meta-analysis of all evaluations of state-funded preschool from 1977 to 1998: Implications for policy, service delivery, and program implementation. EARLY CHILDHOOD RESEARCH QUARTERLY, 15(4), 441-473.

Goodson, B. D., Layzer, J. I., St. Pierre, R. G., Bernstein, L. S. y Lopez, M. (2000). Effectiveness of a comprehensive, five-year family support program for low-income families: Findings from the Comprehensive Child Development Program. EARLY CHILDHOOD RESEARCH QUARTERLY, 15(1), 5-39.

Karoly, L. A., Greenwood, P. W., Everingham, S. S., Hoube, J., Kilburn, M. R., Rydell, C. P., Sanders, M. y Chiesa, J. (1998). INVESTING IN OUR CHILDREN: WHAT WE KNOW AND DON'T KNOW ABOUT THE COSTS AND BENEFITS OF EARLY CHILDHOOD INTERVENTIONS. Washington, DC: Rand Corporation. Disponible: http://www.rand.org/publications/MR/MR898/.%20ED%20419%20621.%20

Oden, S., Schweinhart, L. J. & Weikart, D. P. (2000). INTO ADULTHOOD: A STUDY OF THE EFFECTS OF HEAD START. Ypsilanti, MI: High/Scope Press. ED 444 730.

Planning and Evaluation Service. (1998). EVEN START: EVIDENCE FROM THE PAST AND A LOOK TO THE FUTURE. Washington, DC: U.S. Department of Education. Disponible: http://www.ed.gov/pubs/%20EvenStart/.%20ED%20427%20890.%20

Reynolds, A. J., Temple, J. A., Robertson, D. L. y Mann, E. A. (2001). Long-term effects of an early childhood intervention on educational achievement and juvenile arrest: A 15-year follow-up of low-income children in public schools. JOURNAL OF THE AMERICAN MEDICAL ASSOCIATION, 285(18), 2339-2346. Vease tambien: http://www.waisman.wisc.edu/cls/index.html.%20

Smart Start Evaluation Team. (1999, Septiembre). A SIX-COUNTY STUDY OF THE EFFECTS OF SMART START CHILD CARE ON KINDERGARTEN ENTRY SKILLS. Chapel Hill, NC: Frank Porter Graham Child Development Center (Report to North Carolina Dept. of Health and Human Services). Disponible http://www.fpg.unc.edu/%7Esmartstart/reports/six-county.PDF. ED 433 154.

U.S. General Accounting Office. (1997). HEAD START: RESEARCH PROVIDES LITTLE INFORMATION ON IMPACT OF CURRENT PROGRAM. Washington, DC: U.S. General Accounting Office. Vease tambien: http://www.gao.gov, busque HEHS-97-59. ED 407 167.


Library Reference Search
 

Please note that this site is privately owned and is in no way related to any Federal agency or ERIC unit.  Further, this site is using a privately owned and located server. This is NOT a government sponsored or government sanctioned site. ERIC is a Service Mark of the U.S. Government. This site exists to provide the text of the public domain ERIC Documents previously produced by ERIC.  No new content will ever appear here that would in any way challenge the ERIC Service Mark of the U.S. Government.

More To Explore