ERIC Identifier: ED470207
Publication Date: 2001-12-00
Author: Donahoo, Saran
Source: ERIC Clearinghouse on Elementary and Early Childhood Education Champaign IL.

Perspectivas sobre las escuelas charter: Una resena para padres de familia (Perspectives on Charter Schools: A Review for Parents). ERIC Digest.

En los ultimos anos, muchos padres, educadores, estudiantes, investigadores y observadores han llegado a la misma conclusion: las escuelas tradicionales no funcionan para todos los estudiantes (Finn et al., 2000; B. Nelson et al., 2000). Como resultado, muchos estados han promulgado leyes que permiten el desarrollo de escuelas charter con la intencion de satisfacer mejor las necesidades de aquellos estudiantes que no son adecuadamente atendidos por las escuelas tradicionales. Aunque el numero de escuelas charter ha crecido en estos anos, a veces lo que ofrecen a estudiantes, padres y educadores todavia no esta muy claro en relacion a lo que proporcionan las escuelas mas tradicionales. Este Digest presenta informacion general acerca de las escuelas charter, discute como han sido percibidas y resume los resultados de la investigacion sobre las mismas.

QUE ES UNA ESCUELA CHARTER?

Una escuela charter es una escuela publica de eleccion que se establece por medio de un contrato que especifica los procedimientos de operacion de la escuela y el plazo durante el cual recibira apoyo publico. En la mayoria de los casos, una junta estatal o local de educacion expide el contrato o charter de la escuela individual. Algunos estados han creado juntas de educacion especificamente responsables por la supervision de escuelas charter (B. Nelson et al., 2000).

Como se ha descrito (Finn et al., 2000), una escuela charter se considera un hibrido de las escuelas publicas y privadas. Como las escuelas publicas, las escuelas charter son de inscripcion abierta, aunque algunas tienen un enfoque especifico que probablemente atraiga a algunas familias mas que a otras. Sin embargo, las escuelas charter se asemejan a las privadas por ser independientes y autonomas, y porque los alumnos, padres y maestros optan por participar en ellas. Diferente de las escuelas tradicionales tanto publicas como privadas, las escuelas charter son consideradas por algunas personas como mas responsables del rendimiento estudiantil, ya que se las podria clausurar si dejaran de producir los resultados prometidos o deseados (Finn et al., 2000).

Actualmente, 37 estados, ademas del Distrito de Columbia y Puerto Rico, permiten la fundacion de escuelas charter (B. Nelson et al., 2000; Sandham, 2001). La legislacion de las escuelas charter se diferencia de un estado a otro, pero la mayoria de los estados permiten el establecimiento de escuelas charter por organizaciones publicas, privadas o civicas. Distritos escolares, universidades, grupos comunitarios y grupos de padres de familia han optado por iniciar escuelas charter (Finn et al., 2000; Schneider, 1999). Por lo general, las escuelas charter son nuevas escuelas creadas o son escuelas pre-existentes publicas o privadas que se convierten a charter para tener mas autonomia o mas acceso a los fondos publicos (Northwest Regional Education Laboratory [NWREL], 2000). El gobierno federal ve en las escuelas charter una manera de incrementar la variedad escolar y se propone proveer fondos para las mismas (Bush, 2001).

Muchas escuelas charter se iniciaron para disminuir las deficiencias en el desempeno existentes mejorando las oportunidades educativas disponibles para ciertos segmentos de la poblacion estudiantil o para promover tanto habilidades sociales especificas como cuestiones academicas. Los ejemplos de agendas de escuelas charter incluyen la asistencia a estudiantes dificiles de educar, la ensenanza de un plan multicultural de estudios y el fomento de un plan de estudios que acentue la resolucion de conflictos ademas de otras habilidades sociales (Schneider, 1999). Algunas de estas escuelas tambien han establecido contratos con companias con fines de lucro para la provision de muchos servicios, como el servicio alimenticio, el plan de estudios o la direccion.

QUE DICE LA GENTE DE LAS ESCUELAS CHARTER?

Desde la aprobacion en 1991 de la primera ley con relacion a ellas, las escuelas charter han seguido obteniendo el interes y el apoyo nacional. Sus proponentes creen que las escuelas charter constituyen una alternativa practica a las escuelas tradicionales, ya que permiten a los padres escoger las escuelas a las cuales asistiran sus hijos sin tener que pagar la matricula. Los defensores sostienen ademas que ayudan a promover mejoras en las escuelas publicas con el incremento de competencia entre escuelas (Finn et al., 2000; Lasley & Bainbridge, 2001).

Los oponentes sostienen que las escuelas charter podrian tener un efecto danino sobre la educacion publica. Mientras las escuelas charter incrementan la variedad escolar, algunos afirman que tambiEn quitan los recursos de escuelas publicas urbanas y rurales que atienden a estudiantes de familias de bajos ingresos. Ademas, el hecho de que mas de la mitad de las escuelas charter actualmente en existencia atienden solo a estudiantes de grados primarios sugiere que no han hecho ningun impacto significativo en la seleccion de escuelas intermedias y secundarias (Lasley & Bainbridge, 2001).

Otra critica de las escuelas charter trata sobre su falta de estabilidad. Desde 1992, 59 escuelas charter se han abierto y cerrado; 27 escuelas se cerraron solo en el transcurso del ano escolar 1998-1999 (B. Nelson et al., 2000). Muchas clausuras parecen haber sido el resultado de graves problemas financieros o administrativos (Archer, 2000). El financiamiento es frecuentemente de mayor incumbencia, ya que la mayoria de las escuelas charter no reciben los fondos suficientes para cubrir ni los recintos ni los otros gastos relacionados (Finn et al., 2000). Ademas, al aprobar los presupuestos de escuelas charter, la mayoria de las politicas financieras estatales no toman en consideracion los costos de los recintos, del transporte o de los recursos para estudiantes de "alto riesgo" o de educacion especial (F. Nelson et al., 2000).

No obstante, muchas escuelas charter han aprendido a funcionar exitosamente reduciendo sus costos. Algunas estrategias empleadas para bajar los costos incluyen la contratacion de maestros no certificados, el uso de padres y otros voluntarios en lugar de personal pagado en puestos no certificados y la provision de servicios solamente academicos o relacionados al salon de clases.

QUE DICE LA INVESTIGACION SOBRE LAS ESCUELAS CHARTER?

La mayoria de la investigacion sobre escuelas charter ha comparado los reglamentos que gobiernan a las escuelas charter en diversos estados, ha examinado la satisfaccion de los padres, ha descrito la manera en que estas escuelas afectan y se diferencian de las escuelas publicas tradicionales, ha asesorado la efectividad de la asistencia prestada por las escuelas charter a poblaciones especificas de alumnos o ha discutido el lugar que tienen esta escuelas en la educacion publica (Cheung et al., 1998; Fiore et al., 2000; Jennings et al., 1998; Borsa et al., 1999; B. Nelson et al., 2000; Rhim & McLaughlin, 2000; Zollers & Ramanathan, 1998).

Hasta la fecha, los datos de investigacion sobre escuelas charter generalmente se han obtenido por medio del uso de encuestas y cuestionarios. Debido al poco tiempo de la existencia de escuelas charter y a los distintos enfoques usados para evaluarlas, es dificil determinar si la asistencia a escuelas charter mejora el rendimiento acadEmico estudiantil.

En uno de los pocos estudios referentes al logro acadEmico (Cheung et al., 1998), se emplearon encuestas para asesorar el impacto de las escuelas charter en el logro de los alumnos. Se concluyo que los alumnos matriculados en 21 de las 31 escuelas charter revisadas mejoraron su rendimiento en dos rondas de los mismos examenes normalizados de desempeno despuEs de matricularse en una escuela charter. Sin embargo, los autores advierten que no se deben hacer comparaciones del logro de alumnos de escuelas charter con los que asistan a otras escuelas publicas. Por ejemplo, las escuelas charter que atienden a familias de bajos ingresos o a estudiantes que no hablan inglEs en casa se podrian ver como un fracaso acadEmico al compararlas con escuelas de distritos locales que atienden a un grupo mas amplio de estudiantes (Cheung et al., 1998).

Por lo general, los investigadores parecen acordar que los padres que utilizan las escuelas charter se sienten satisfechos con ellas por la oportunidad que tienen de escoger las escuelas ellos mismos (Finn et al., 2000; Teske et al., 2000). Algunos padres tambiEn creen que las escuelas charter ofrecen una educacion y un medio-ambiente de mas sensitividad cultural que las escuelas tradicionales (Schnaiberg, 2000).

Otra area comun de investigacion relacionada con escuelas charter es la educacion especial. Muchas leyes estatales sobre las escuelas charter hacen poca o ninguna mencion de como se espera que estas escuelas atiendan a los estudiantes con deshabilidades. Muchas escuelas charter optan por disuadir a los estudiantes con deshabilidades de matricularse o no cumplen con los reglamentos federales de la educacion especial, ya que consideran estos servicios demasiado caros para ofrecerlos (Jennings et al., 1998; Rhim & McLaughlin, 2000; Zollers & Ramanathan, 1998). Aunque es ilegal que las escuelas publicas discriminen en la matriculacion de alumnos, muchas escuelas charter no se encuentran preparadas para servir a alumnos con deshabilidades.

Otros hallazgos notables de la investigacion incluyen:

*Las escuelas charter podrian desanimar la

matriculacion de algunas familias pobres,

trabajadoras y de minorias al obligarlas a donar

tiempo como voluntarias y al no ofrecer transporte y

comida gratis para los estudiantes elegibles

(Schnaiberg, 2000).

*La composicion racial de escuelas charter suele

seguir el mismo patron de las escuelas publicas del

area (B. Nelson et al., 2000).

*La mayoria de las escuelas charter no requieren la

certificacion de sus maestros (Borsa et al., 1999).

[Traduccion: Theresa Arellano]

PARA MAS INFORMACION

Archer, J. (2000). Accountability measures vary widely. EDUCATION WEEK, 19(36), 1, 18-20.

Borsa, J., Ahmed, M. y Perry, K. (1999, August). CHARTER SCHOOL GOVERNANCE. Paper presented at the annual meeting of the National Council of Professors of Educational Administration, Jackson Hole, WY. ED 436 856.

Bush, G. W. (2001). NO CHILD LEFT BEHIND [En linea]. Disponible: http://ed.gov/inits/nclb/titlepage.html.%20

Cheung, S., Murphy, M. E. y Nathan, J. (1998). MAKING A DIFFERENCE? CHARTER SCHOOLS, EVALUATION, AND STUDENT PERFORMANCE. Minneapolis, MN: Center for School Change. ED 419 296.

Finn, C. E., Manno, B. V. y Vanourek, G. (2000). CHARTER SCHOOLS IN ACTION: RENEWING PUBLIC EDUCATION. Princeton, NJ: Princeton University Press. ED 451 273.

Fiore, T. A., Harwell, L. A., Blackorby, J. y Finnigan, K. S. (2000). CHARTER SCHOOLS AND STUDENTS WITH DISABILITIES: A NATIONAL STUDY. Washington, DC: Office of Educational Research and Improvement. Disponible: http://www.uscharterschools.org/pdf/fr/sped_natl_study.pdf.%20

Jennings, W., Premack, E., Adelmann, A. y Solomon, D. (1998). A COMPARISON OF CHARTER SCHOOL LEGISLATION: THIRTY-THREE STATES AND THE DISTRICT OF COLUMBIA INCORPORATING LEGISLATIVE CHANGES THROUGH OCTOBER 1998. Washington, DC: U.S. Department of Education.

Lasley, T. J., II, y Bainbridge, W. L. (2001). Unintended consequences. EDUCATION WEEK, 19(33), 38, 42.

Nelson, B., Berman, P., Ericson, J., Kamprath, N., Perry, R., Silverman, D. y Solomon, D. (2000). THE STATE OF CHARTER SCHOOLS 2000: FOURTH-YEAR REPORT. Washington, DC: Office of Educational Research and Improvement. Disponible: http://www.ed.gov/pubs/charter4thyear/.%20ED%20437%20724.%20

Nelson, F. H., Muir, E. y Drown, R. (2000). VENTURESOME CAPITAL: STATE CHARTER SCHOOL FINANCE SYSTEMS. Washington, DC: Office of Educational Research and Improvement. ED 448 514.

Northwest Regional Education Laboratory (NWREL). (2000). Charter schools [En linea]. Disponible: http://www.nwrel.org/charter/.%20

Rhim, L. M., y McLaughlin, M. J. (2000). CHARTER SCHOOLS AND SPECIAL EDUCATION: BALANCING DISPARATE VISIONS. Alexandria, VA: National Association of State Directors of Special Education. ED 444 297.

Sandham, J. L. (2001). Indiana legislature passes charter school law. EDUCATION WEEK, 20(32), 20, 23.

Schnaiberg, L. (2000). Charter schools: Choice, Diversity May Be At Odds. EDUCATION WEEK, 19(35), 1, 18-20.

Schneider, J. (1999). Five prevailing charter types. SCHOOL ADMINISTRATOR, 56(7), 29-31. EJ 589 466.

Teske, P., Schneider, M., Buckley, J. y Clark, S. (2000). DOES CHARTER SCHOOL COMPETITION IMPROVE TRADITIONAL PUBLIC SCHOOLS? New York: Center for Civic Innovation at the Manhattan Institute. Disponible: http://www.manhattan-institute.org/html/cr_10.htm.%20

U.S. Charter Schools [En linea]. (2000). Disponible: http://www.uscharterschools.org.

Zollers, N. J., y Ramanathan, A. K. (1998). For-profit charter schools and students with disabilities. PHI DELTA KAPPAN, 80(4), 297-304. EJ 577 268.


Library Reference Search
 

Please note that this site is privately owned and is in no way related to any Federal agency or ERIC unit.  Further, this site is using a privately owned and located server. This is NOT a government sponsored or government sanctioned site. ERIC is a Service Mark of the U.S. Government. This site exists to provide the text of the public domain ERIC Documents previously produced by ERIC.  No new content will ever appear here that would in any way challenge the ERIC Service Mark of the U.S. Government.

privacy policy