Ambientes de lenguaje y alfabetizacion en programas preescolares (Language and Literacy Environments in Preschools). ERIC Digest. 

by Snow, Catherine E. - Burns, M. Susan - Griffin, Peg 

Los ninos crecen en hogares que ofrecen variados niveles de apoyo al desarrollo de la alfabetizacion. Debido a esta variacion en el hogar, muchos ninos necesitan ambientes preescolares y escolares de buena calidad y excelente instruccion en la primaria para asegurar el exito en la lectura. Este Digest discute la investigacion sobre los ambientes de alfabetizacion en programas preescolares y sus contribuciones al desarrollo de las habilidades lectoras. Esta investigacion tiene implicaciones importantes para quienes toman decisiones de instruccion, programas y politicas que puedan influir en los ambientes preescolares de alfabetizacion de ninos. 

LA CALIDAD DE LOS PROGRAMAS PREESCOLARES

Se ha determinado que la calidad general de un programa de cuidado infantil es un importante factor determinante sobre los efectos positivos en las habilidades de lenguaje y pre-alfabetismo (vease Barnett et al., 1988, para una resena). La evaluacion de programas preescolares publicos en Carolina del Norte hallo evidencia de que la participacion en ellos redujo el nivel de retraso de las habilidades comunicativas en ninos de alto riesgo (Bryant et al., 1993). Evaluaciones de varios programas de la ninez temprana (Roberts et al., 1989; Wasik et al., 1990; Infant Health and Development Program, 1990; Brooks-Gunn et al., 1994; St. Pierre y Lopez, 1994; St. Pierre et al., 1993) han documentado el valor intensificado de experiencias en clases de buena calidad para los ninos que crecen en la pobreza, con mayores efectos en programas mas intensivos y de mayor calidad, ademas de evidencia de efectos positivos en el desarrollo del lenguaje en particular. 

ESTUDIOS DE AMBIENTES LINGUISTICOS DE PROGRAMAS PREESCOLARES

La mayoria de los estudios preescolares que utilizan herramientas amplias de evaluacion las cuales incluyen el lenguaje y el alfabetismo como una parte pequena de la misma, han hallado que es precisamente en la medicion del ambiente linguistico que reciben notas inadecuadas muchos programas preescolares que sirven a ninos pobres. Un estudio de ninos en los programas preescolares publicos de Carolina del Norte hallo que tuvieron tasaciones mas bajas en lenguaje y razonamiento comparadas con otros aspectos de la Early Childhood Environmental Rating Scale (Bryant et al., 1993-Escala de Tasacion de Ambientes de la Ninez Temprana). Las notas eran particularmente bajas en el juego dramatico (un contexto importante para el uso enriquecido del lenguaje), la conciencia cultural y las oportunidades profesionales, sugiriendo que las necesidades del desarrollo linguistico de los ninos no se servian de manera optima. Un estudio de 32 clases de Head Start hallo similarmente las notas mas bajas en lenguaje y razonamiento usando la misma escala de evaluacion (Bryant et al., 1993). 

Otros estudios tambien se han enfocado en los ambientes linguisticos de clases preescolares (Phillips et al., 1987; Dickinson y Smith, 1994; Dickinson et al., 1993). Estos estudios sugieren que la calidad y cantidad de las conversaciones entre adultos y ninos son importantes. Un estudio hallo que la cantidad de habla con desafios cognitivos que los ninos experimentan tiene correlacion directa con la cantidad de tiempo que hablan con adultos (Smith y Dickinson, 1994). En vista de la importancia de la interaccion entre adultos y ninos, es perturbador que algunos ninos raramente interactuen con un maestro del preescolar, y reciban poca o ninguna atencion individualizada (Kontos y Wilcox-Herzog, 1997). Mejoras modestas en la calidad de las experiencias en el aula muestran efectos positivos en el desarrollo linguistico y las habilidades de pre-alfabetizacion de los ninos (Whitehurst et al., 1994). 

Finalmente, Neuman (1996) estudio el ambiente de alfabetizacion en programas de cuidado infantil. Los proveedores de cuidado se usaron como enfoque de investigacion debido a su papel en la provision de cuidados a bebes, ninos de 2 a 3 anos de edad y de edad preescolar; en muchas situaciones, las necesidades de lenguaje y alfabetizacion de estos ninos no constituyen el interes primario de los cuidadores. Las tareas tradicionales de cuidado, como las de mantener seguros, alimentados y limpios a los ninos, frecuentemente son el enfoque principal. No obstante, muchos de estos ninos tienen una necesidad especial de temprano estimulo linguistico y aprendizaje de la alfabetizacion. 

RESULTADOS DE LA INTERVENCION

En un programa, las cuidadoras recibieron acceso a libros y capacitacion sobre tecnicas de (1) seleccion de libros para ninos de varias edades, (2) lectura en voz alta y (3) extension del impacto de los libros. Se evaluo el programa por medio de una muestra escogida al azar de 400 ninos, de 3 y 4 anos de edad, que recibieron la intervencion, ademas de 100 ninos en un grupo de comparacion. Los resultados revelaron que la interaccion de alfabetizacion aumento en las clases del grupo de intervencion; el promedio de 5 de estas interacciones por hora antes de la intervencion, se duplico despues de la misma. Antes de esta, los salones de clase tenian pocos centros de libros para los ninos; despues, el 93% tenia tales centros. Los ninos cuyos cuidadores recibieron la intervencion se desempenaron mucho mejor con conceptos de la palabra impresa (Clay, 1979), la competencia narrativa, (Purcell-Gates y Dahl, 1991), conceptos de escritura (Purcell-Gates, 1996) y los nombres de las letras (Clay, 1979) que los ninos en el grupo de comparacion. En un seguimiento en el kindergarten, los ninos fueron examinados en conceptos de la palabra impresa (Clay, 1979), vocabulario receptivo (Dunn y Dunn, 1981), conceptos de escritura (Purcell-Gates, 1996), los nombres de las letras (Clay, 1979) y dos medidas de conciencia de fonemas basadas en la capacidad de los ninos de hacer rimas y de aliteracion (Maclean et al., 1987). En estos examenes, los ninos en el grupo de lectura en voz alta se desempenaron significativamente mejor en los nombres de las letras, la conciencia fonetica y los conceptos de escritura. 

MAS ALLA DEL LENGUAJE Y EL ALFABETISMO

En vista de la evidencia dominante de las diferencias en habilidades de lenguaje y la alfabetizacion emergente asociadas con los antecedentes de clase social, culturales y linguisticos, es animador que los programas preescolares han probado que benefician el rendimiento escolar de los ninos (Haskins, 1989). Se ha hallado que el numero de meses que los ninos pasan en programas preescolares tiene correlacion directa con las notas en examenes de logro en segundo grado, los problemas de comportamiento en tercer grado y la retencion en el mismo grado del kindergarten al tercer grado (Pianta y McCoy, 1997). Una resena comprensiva reciente de programas de la ninez temprana para ninos de familias de bajos ingresos concluyo que los programas preescolares pueden tener grandes efectos en el cociente intelectual durante los anos de la ninez temprana y efectos persistentes que pueden medirse en los logros academicos, la retencion de grados, la educacion especial, la graduacion de la secundaria y la socializacion (Barnett, 1995). 

IMPLICACIONES PARA EDUCADORES DEL PREESCOLAR

La prevencion de dificultades posteriores con la lectura requiere asegurar que las familias y las situaciones de cuidado grupal de ninos pequenos ofrezcan experiencias y apoyo que posibiliten los logros de lenguaje y alfabetizacion. Los padres y cuidadores pueden: 

* pasar tiempo conversando individualmente con los ninos pequenos; 

* leer libros con los ninos; 

* proveer utensilios para escribir; 

* apoyar el juego dramatico que incorpora actividades de alfabetizacion; 

* demostrar los usos de la alfabetizacion; y 

* mantener un ambiente feliz y divertido respecto a las actividades de alfabetizacion. 

Para la mayoria de los ninos, estos sencillos esfuerzos primarios de prevencion aseguraran que esten preparados para la instruccion formal de la lectura. 

[Traduccion: Berkeley Hinrichs] 

Adaptado de Snow, Catherine E., Burns, M. Susan y Griffin, Peg (Eds.). (1998). PREVENTING READING DIFFICULTIES IN YOUNG CHILDREN. Washington, DC: National Research Council. (Disponible: http://www.nap.edu/readingroom/books/prdyc/ch5.html ). 

PARA MAS INFORMACION

Barnett, W. S. (1995). Long-term effects of early childhood programs on cognitive and school outcomes. FUTURE OF CHILDREN, 5(3), 25-50. EJ 523 962. 

Barnett, W. S., Frede, E. C., Mobasher, H. y Mohr, P. (1988). The efficacy of public preschool programs and the relationship of program quality to efficacy. EDUCATIONAL EVALUATION AND POLICY ANALYSIS, 10(1), 37-49. EJ 381 174. 

Brooks-Gunn, J., McCornick, M. C., Shapiro, S., Benasich, A. A. y Black, G. W. (1994). The effects of early education intervention on maternal employment, public assistance, and health insurance: The infant health and development program. AMERICAN JOURNAL OF PUBLIC HEALTH, 84(6), 924-930. 

Bryant, D. M., Peisner-Feinberg, E. y Clifford, R. (1993). EVALUATION OF PUBLIC PRESCHOOL PROGRAMS IN NORTH CAROLINA. Chapel Hill: Frank Porter Graham Center, University of North Carolina. ED 373 882. 

Clay, M. M. (1979). THE EARLY DETECTION OF READING DIFFICULTIES (2nd ed.). Auckland, NZ: Heinemann. ED 263 529. 

Dickinson, D. K., Cote, L. y Smith, M. W. (1993). Learning vocabulary in preschool: Social and discourse contexts affecting vocabulary growth. En C. Daiute (Ed.), The development of literacy through social interaction. NEW DIRECTIONS FOR CHILD DEVELOPMENT, No. 61 (pp. 67-78). San Francisco, CA: Jossey-Bass. 

Dickinson, D. K., y Smith, M. W. (1994). Long-term effects of preschool teachers' book readings on low-income children's vocabulary and story comprehension. READING RESEARCH QUARTERLY, 29(2), 104-122. EJ 487 825. 

Dunn, L. M., y Dunn, L. M. (1981). Peabody picture vocabulary test, revised. Circle Pines, MN: American Guidance Service. 

Haskins, R. (1989). Beyond metaphor: The efficacy of early childhood education. AMERICAN PSYCHOLOGIST, 44(2), 274-282. EJ 393 130. 

Infant Health and Development Program. (1990). Enhancing the outcomes of low-birth-weight premature infants. JOURNAL OF THE AMERICAN MEDICAL ASSOCIATION, 263(22), 3035-3042. 

Kontos, S., y Wilcox-Herzog, A. (1997). Teachers' interactions with children: Why are they so important? YOUNG CHILDREN, 52(2), 4-12. EJ 538 100. 

Maclean, M., Bryant, P. y Bradley, L. (1987). Rhymes, nursery rhymes, and reading in early childhood. MERRILL-PALMER QUARTERLY, 33(3), 255-281. EJ 361 475. 

Neuman, S. B. (1996). EVALUATION OF THE BOOKS ALOUD PROJECT: AN EXECUTIVE SUMMARY. REPORT TO THE WILLIAM PENN FOUNDATION FROM BOOKSALOUD! Philadelphia, PA: Temple University. 

Phillips, D. A., McCartney, K. y Scarr, S. (1987). Child-care quality and children's social development. DEVELOPMENTAL PSYCHOLOGY, 23(4), 537-543. EJ 361 532. 

Pianta, R. C., y McCoy, S. J. (1997). The first day of school: The predictive validity of early school screening. JOURNAL OF APPLIED DEVELOPMENTAL PSYCHOLOGY, 18(1), 1-22. 

Purcell-Gates, V. (1996). Stories, coupons, and the "TV Guide": Relationships between home literacy experiences and emergent literacy knowledge. READING RESEARCH QUARTERLY, 31(4), 406-428. EJ 532 191. 

Purcell-Gates, V., y Dahl, K. L. (1991). Low-SES children's success and failure at early literacy learning in skills-based classrooms. JOURNAL OF READING BEHAVIOR, 23(1), 1-34. EJ 437 304. 

Roberts, J., Rabinowitz, S., Bryant, D. M., Burchinal, M., Koch, M. y Ramey, C. T. (1989). Language skills of children with different preschool experiences. JOURNAL OF SPEECH AND HEARING RESEARCH, 32(4), 773-786. EJ 405 212. 

Smith, M. W., y Dickinson, D. K. (1994). Describing oral language opportunities and environments in Head Start and other preschool classrooms. EARLY CHILDHOOD RESEARCH QUARTERLY [Special Issue on Head Start], 9(3-4), 345-366. EJ 495 305. 

St. Pierre, R., y Lopez, M. (1994, December 16). THE COMPREHENSIVE CHILD DEVELOPMENT PROGRAM. PRESENTATION TO THE NATIONAL RESEARCH COUNCIL, BOARD ON CHILDREN AND FAMILIES, Washington, DC. 

St. Pierre, R., Swartz, J., Murray, S., Deck, D. y Nicke, P. (1993). NATIONAL EVALUATION OF THE EVEN START FAMILY LITERACY PROGRAM: REPORT ON EFFECTIVENESS. Washington, DC: U.S. Department of Education, Office of Policy and Planning. ED 365 476. 

Wasik, B. H., Ramey, C. T., Bryant, D. M. y Sparling, J. J. (1990). A longitudinal study of two early intervention strategies: Project CARE. CHILD DEVELOPMENT, 61(6), 1682-1696. EJ 426 160. 

Whitehurst, G. J., Arnold, D. S., Epstein, J. N. y Angell, A. L. (1994). A picture book reading intervention in day care and home for children from low-income families. DEVELOPMENTAL PSYCHOLOGY, 30(5), 679-689. EJ 493 520.

Please note that this site is privately owned and is in no way related to any Federal agency or ERIC unit.  Further, this site is using a privately owned and located server. This is NOT a government sponsored or government sanctioned site. ERIC is a Service Mark of the U.S. Government. This site exists to provide the text of the public domain ERIC Documents previously produced by ERIC.  No new content will ever appear here that would in any way challenge the ERIC Service Mark of the U.S. Government.



Popular Pages

More Info