La preparacion del maestro y la interaccion entre maestro y nino en programas preescolares (Teacher Preparation and Teacher-Child Interaction in Preschools). ERIC Digest. 

by Kontos, Susan - Wilcox-Herzog, Amanda 

La calidad de las interacciones entre maestros y ninos pequenos lleva mucho tiempo siendo un tema de discusion entre educadores de la ninez temprana y otros cuyo trabajo tiene que ver con el desarrollo de ninos pequenos. Se concuerda generalmente que, debido a la cantidad de aprendizaje temprano basico (por ej., lenguaje y competencia social) que ocurre mediante experiencias interactivas en los ninos pequenos, la calidad de las interacciones entre maestros y ninos contribuye considerablemente a los efectos en los ninos del cuidado grupal temprano y de la educacion preescolar (Bowman, Donovan y Burns, 2001). Muchos maestros de la ninez temprana entran en este ambito con muy poca educacion despues de la secundaria y un minimo de formacion especializada en desarrollo infantil o en educacion de la ninez temprana. Por lo tanto, los investigadores se han preguntado si el nivel general de educacion academica, de capacitacion especializada en el desarrollo infantil temprano, o de ambas, tiene relacion con la calidad de las interacciones entre maestros y ninos pequenos. Muchos estados permiten que los maestros efectuen su labor con muy poca, o ninguna, educacion especializada (Phillips, Lande y Goldberg, 1990). De ahi que sea importante saber si la formacion especializada en la educacion de la ninez temprana guarda relacion alguna con la eficacia de los maestros en su trabajo. Este Digest discute la investigacion sobre la educacion general y especializada como factores en las interacciones entre maestros y ninos. El termino maestro se utiliza aqui en referencia a maestros y a cuidadores de ninos, para mantener la sencillez. 

LA EDUCACION GENERAL Y LA INTERACCION ENTRE MAESTROS Y NINOS

Un estudio bien conocido conducido por Berk (1985) se enfoco en la relacion entre la educacion academica de los maestros y su comportamiento hacia los ninos en situaciones de cuidado infantil. Ella hallo que las maestras que tenian el bachillerato tenian mas probabilidades que las que no lo tenian de animar a los ninos, hacerles sugerencias y fomentar las habilidades verbales de los mismos. 

Otro estudio bien conocido, el National Day Care Study (Estudio Nacional del Cuidado Infantil-Ruopp et al., 1979), demostro que la educacion de los cuidadores tenia una asociacion positiva con la cantidad de interaccion social, estimulo cognitivo/ linguistico y conversacion con los ninos. El National Child Care Staffing Study (Estudio Nacional del Personal de Cuidado Infantil-Whitebook, Howes y Phillips, 1990), gran estudio de multiples sitios, hallo que entre las variables de los antecedentes del maestro, la educacion era la que mejor podia predecir su comportamiento (la sensibilidad, la severidad, la separacion emocional). Por otro lado, un gran estudio de multiples sitios del cuidado de bebes y ninos de hasta tres anos de edad (La Red de Investigacion del Cuidado en la Ninez Temprana, o NICHD Early Child Care Research Network [ECCRN], 1996) no hallo ninguna relacion entre la educacion de los maestros y la frecuencia o las tasaciones de los cuidados positivos. 

Un estudio por Kontos et al. (1995) demostro relaciones similares entre las interacciones y la educacion formal de proveedores de cuidado en el hogar y maestros en centros de cuidado infantil. En este estudio, el nivel de educacion formal tenia una relacion muy positiva con las tasaciones de observadores sobre la sensibilidad de los proveedores y su participacion sensitiva e interesada con los ninos, pero tenia una relacion negativa con las tasaciones de observadores sobre la separacion emocional y con las auto-tasaciones de los proveedores sobre su nivel de restriccion. 

Otros estudios recientes hallaron resultados desiguales, en parte porque evaluaron el comportamiento de los maestros de diferentes maneras y en parte porque los programas examinados tenian caracteristicas distintas. 

LA EDUCACION ESPECIALIZADA Y LAS INTERACCIONES ENTRE MAESTROS Y NINOS

Varios estudios han examinado la relacion entre los comportamientos de maestros hacia los ninos y su educacion especializada. Un analisis de seguimiento de los datos del National Child Care Staffing Study (Howes, Whitebook y Phillips, 1992) indico que la educacion especializada a nivel universitario, era importante para las interacciones competentes de maestros con bebes y ninos de hasta tres anos de edad (segun la medicion en la subcategoria apropiada de cuidado de la Infant-Toddler Environmental Rating Scale (ITERS), o Escala de Tasacion del Ambiente de Bebes y Ninos de hasta Tres Anos de Edad), en contraste con los maestros preescolares, que parecian no tener dificultades si tenian el bachillerato en cualquier especializacion o educacion especializada a nivel universitario. Howes (1983) demostro que los cuidadores en centros que tenian mas educacion especializada jugaban mas con los ninos y se portaban de manera menos restrictiva. Ademas, los proveedores de cuidado infantil en hogares que tenian mas educacion especializada tambien jugaban mas con los ninos y demostraban ser mas sensibles-resultados compatibles con los reportados por Kontos y sus colegas (1995). 

Arnett (1989) observo el comportamiento de 159 maestros de cuidado infantil en Bermuda con cuatro niveles distintos de educacion especializada, desde ninguna capacitacion hasta capacitacion extensa (bachillerato en la educacion de la ninez temprana). Los resultados demostraron que los maestros con el bachillerato mostraban mas calor emocional y menos separacion emocional y eran menos punitivos que los maestros de los otros grupos. Los maestros con capacitacion de rango medio en el desarrollo infantil eran mas positivos y menos punitivos y mostraban menos separacion emocional que los maestros sin capacitacion. De este modo, Arnett demostro que cierta cantidad de educacion especializada beneficia la calidad de las interacciones entre maestros y ninos, pero mas capacitacion es mejor aun. 

Varios estudios no mostraron ninguna relacion entre la educacion especializada y las interacciones entre maestros y ninos. Cassidy y Buell (1996) informaron que, a pesar de obtener mejores calificaciones en la Early Childhood Environmental Rating Scale (Escala de Tasacion del Ambiente de la Ninez Temprana, o ECERS) despues de recibir la educacion especializada, no hubo ningun cambio en la cantidad de lenguaje sensible por parte de los maestros. En otras palabras, los cursos parecen haber afectado la calidad general de la clase pero no la calidad de las expresiones verbales que los maestros utilizaban con los ninos. La capacitacion Family- to-Family (Familia-a-Familia, capacitacion desarrollada por una asociacion de organizaciones comunitarias y proveedoras de cuidado infantil en el hogar) no cambio la sensibilidad de las interacciones de los proveedores con los ninos, aunque la calidad de estas mejoro (Kontos, Howes y Galinsky, 1996). Por lo tanto, los resultados respecto a la asociacion entre la educacion especializada y las interacciones de maestros con ninos son desiguales en estudios que utilizan disenos cuasi- experimentales. 

Un problema de la investigacion de los efectos o correlacion de la educacion de los maestros y la formacion especializada en la educacion de la ninez temprana es que los dos factores suelen estar entretejidos. Los maestros con mas educacion formal tambien probablemente tienen mas educacion especializada. Por ejemplo, Berk (1985) demostro que habia diferencias en las interacciones entre maestros y ninos al comparar los maestros con educacion especializada y los que tenian el diploma de la secundaria (favoreciendo a los primeros), pero no pudo demostrar que la educacion especializada fuera superior al bachillerato en una especializacion ajena a la educacion. 

Otro problema es que la cantidad de educacion formal y especializada suele calcularse como variable continua (es decir, el numero de anos de educacion) en vez de categorias, como maestros con el diploma de la secundaria, maestros con el bachillerato, etcetera. Como resultado, aunque estos estudios investigan las relaciones entre la educacion de maestros y otras variables, no pueden utilizarse como fuente de informacion relevante a las politicas sobre la categoria de educacion (formal o especializada) que produce una diferencia significativa en la practica. 

Howes (1997) condujo un estudio que intento hacer frente a estos dos problemas de investigacion. Utilizando datos de dos investigaciones grandes del cuidado infantil, Howes clasifico a los maestros en cinco categorias combinando categorias de educacion formal con las de educacion especializada e incluyendo solo a maestros que cabian dentro de tales categorias. Estas eran el diploma de la secundaria con talleres de capacitacion, el entrenamiento de Child Development Associate (Asociado en el Desarrollo Infantil, o CDA), alguna formacion universitaria con cursos en la educacion de la ninez temprana, el certificado de asociado (AA) en la ninez temprana y el bachillerato o la maestria en la ninez temprana. Se hicieron comparaciones entre los grupos respecto a la sensibilidad del maestro (Arnett, 1989) y su participacion (Howes y Stewart, 1987). Los resultados de ambos estudios indicaron que los maestros con el bachillerato en la educacion de la ninez temprana o mas educacion, eran los mas sensibles y participaban mas que todos los demas grupos. No obstante, los maestros con el certificado de AA o de CDA eran mas sensibles y participaban mas que los maestros con algunos cursos universitarios o la secundaria con talleres. Estos datos sugieren que los programas coherentes de preparacion docente (sin importar la duracion ni el costo) son mas eficaces en preparar a los maestros que las experiencias educativas de poca duracion y poco organizadas. 

Un estudio reporto resultados contrarios a los arriba mencionados. El estudio del National Institute of Child Health and Human Development (NICHD/ECCRN, 1996) del cuidado infantil temprano examino factores que predecian el cuidado positivo en situaciones con bebes y ninos de hasta tres anos de edad. El estudio de NICHD/ECCRN hallo que la educacion especializada era mas importante para los ninos de edad preescolar que los bebes y ninos de hasta tres anos. La educacion especializada no se encontraba entre los factores de prediccion que tenian significado estadistico relativo al cuidado positivo para ninos de esas edades. Mas bien, el cuidado positivo podia predecirse por el tamano del grupo y la proporcion de ninos a adultos. 

CONCLUSION

Hay evidencia considerable que la capacitacion especializada tiene relacion directa con la calidad de las interacciones entre maestros y ninos. Dos estudios (Cassidy et al., 1995; Kontos, Howes y Galinsky, 1996) utilizaron disenos cuasi-experimentales que sugieren una relacion causal entre la educacion especializada y la practica. Estos dos estudios apoyan la idea que los indicadores globales de calidad puedan cambiar hasta cierto grado (al menos estadisticamente, aunque no se puedan observar), pero las observaciones de las interacciones entre maestros y ninos no revelaron ningun cambio relacionado a la educacion especializada. Puede ser que los investigadores no esten observando los comportamientos que probablemente cambien como resultado de la educacion especializada. Dos estudios (Howes, Whitebook y Phillips, 1992; NICHD/ECCRN, 1996) hallaron resultados distintos para los bebes y ninos de hasta tres anos de edad en comparacion con los de edad preescolar. Howes hallo que la educacion especializada importaba mas para el trabajo con bebes, mientras que el estudio de NICHD/ECCRN hallo que la educacion especializada era mas importante para el trabajo con ninos de edad preescolar. Se necesita llevar a cabo investigacion mas especifica sobre las interacciones entre maestros y ninos para esclarecer los estudios existentes. 

[Traduccion: Berkeley Hinrichs] 

PARA MAS INFORMACION

Arnett, J. (1989). Caregivers in day-care centers: Does training matter? JOURNAL OF APPLIED DEVELOPMENTAL PSYCHOLOGY, 10(4), 541-552. 

Berk, L. (1985). Relationship of caregiver education to child-oriented attitudes, job satisfaction, and behaviors toward children. CHILD CARE QUARTERLY, 14(2), 103-129. 

Bowman, B. T., Donovan, M. S. y Burns, M. S. (Eds.). (2001). EAGER TO LEARN: EDUCATING OUR PRESCHOOLERS. Washington, DC: Committee on Early Childhood Pedagogy, National Research Council. ED 447 963. 

Cassidy, D. J., y Buell, M. J. (1996). Accentuating the positive? An analysis of teacher verbalizations with young children. CHILD AND YOUTH CARE FORUM, 25(6), 403-414. 

Cassidy, D. J., Buell, M. J., Pugh-Hoese, S. y Russell, S. (1995). The effect of education on child care teachers' beliefs and classroom quality: Year one evaluation of the TEACH early childhood associate degree scholarship program. EARLY CHILDHOOD RESEARCH QUARTERLY, 10(2), 171-183. EJ 508 860. 

Howes, C. (1983). Caregiver behavior in center and family day care. JOURNAL OF APPLIED DEVELOPMENTAL PSYCHOLOGY, 4(1), 99-107. 

Howes C. (1997). Children's experiences in center-based child care as a function of teacher background and adult:child ratio. MERRILL-PALMER QUARTERLY, 43(3), 404-425. EJ 554 324. 

Howes, C., y Stewart, P. (1987). Child's play with adults, toys, and peers: An examination of family and child-care influences. DEVELOPMENTAL PSYCHOLOGY, 23(3), 423-430. EJ 355 917. 

Howes, C., Whitebook, M. y Phillips, D. (1992). Teacher characteristics and effective teaching in child care: Findings from the National Child Care Staffing Study. CHILD AND YOUTH CARE FORUM, 21(6), 399-414. 

Kontos, S., Howes, C. y Galinsky, E. (1996). Does training make a difference to quality in family child care? EARLY CHILDHOOD RESEARCH QUARTERLY, 11(4), 427-445. EJ 550 957. 

Kontos, S., Howes, C., Shinn, M. y Galinsky, E. (1995). QUALITY IN FAMILY CHILD CARE AND RELATIVE CARE. New York: Teachers College Press. ED 390 536. 

NICHD Early Child Care Research Network (ECCRN). (1996). Characteristics of infant child care: Factors contributing to positive caregiving. EARLY CHILDHOOD RESEARCH QUARTERLY, 11(3), 269-306. EJ 534 662. 

Phillips, D., Lande, J. y Goldberg, M. (1990). The state of child care regulation: A comparative analysis. EARLY CHILDHOOD RESEARCH QUARTERLY, 5(2), 151-179. EJ 413 816. 

Ruopp, R., Travers, J., Glantz, F. y Coelen, C. (1979). CHILDREN AT THE CENTER: FINAL REPORT OF THE NATIONAL DAY CARE STUDY. Cambridge, MA: Abt Associates. ED 168 733. 

Whitebook, M., Howes, C. y Phillips, D. (1990). WHO CARES? CHILD CARE TEACHERS AND THE QUALITY OF CARE IN AMERICA. FINAL REPORT OF THE NATIONAL CHILD CARE STAFFING STUDY. Oakland, CA: Child Care Employee Project. ED 323 031. 

Please note that this site is privately owned and is in no way related to any Federal agency or ERIC unit.  Further, this site is using a privately owned and located server. This is NOT a government sponsored or government sanctioned site. ERIC is a Service Mark of the U.S. Government. This site exists to provide the text of the public domain ERIC Documents previously produced by ERIC.  No new content will ever appear here that would in any way challenge the ERIC Service Mark of the U.S. Government.

privacy policy